Onusida estimó que por la pandemia podría haber hasta 148 mil muertes adicionales por VIH

“El fracaso colectivo para invertir lo suficiente en respuestas al VIH integrales, basadas en los derechos y centradas en las personas ha tenido un precio terrible”, sostuvo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Onusida, en un comunicado difundido hoy por el organismo.

El impacto de la pandemia por coronavirus a largo plazo podría provocar “entre 123 mil y 293 mil nuevas infecciones por VIH adicionales y de 69 mil a 148 mil muertes adicionales relacionadas con el sida entre 2020 y 2022”, señaló hoy Onusida en el informe anual de cara al Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora el 1 de diciembre.

“La respuesta mundial al sida estaba fuera de lugar antes de la pandemia de Covid-19, pero la rápida propagación del coronavirus ha creado reveses adicionales. El modelado del impacto a largo plazo de la pandemia en la respuesta al VIH muestra que se estima que podría haber entre 123 mil y 293 mil nuevas infecciones por VIH adicionales y de 69 mil a 148 mil muertes adicionales relacionadas con el sida entre 2020 y 2022”, indicó el informe.

Según los análisis de proyección de modelos del organismo, tres meses de disrupción causada por la pandemia causarían 123 mil nuevas infecciones adicionales y 69 mil muertes adicionales; seis de disrupción impactarían con 142 mil nuevas infecciones adicionales y 79 mil muertes adicionales mientras que dos años causarían 293 mil nuevas infecciones adicionales y 148 mil muertes adicionales.

“El fracaso colectivo para invertir lo suficiente en respuestas al VIH integrales, basadas en los derechos y centradas en las personas ha tenido un precio terrible”, sostuvo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Onusida, en un comunicado difundido hoy por el organismo.

Byanyima indicó que “la implementación de los programas políticamente más aceptables no cambiará el rumbo contra el Covid-19 ni acabará con el SIDA. Para volver a encarrilar la respuesta mundial, será necesario poner a las personas en primer lugar y abordar las desigualdades en las que prosperan las epidemias”.

El organismo señaló que “la inversión y acción insuficientes sobre el VIH y otras pandemias dejaron al mundo expuesto al Covid-19; si los sistemas de salud y las redes de seguridad social hubieran sido aún más fuertes, el mundo habría estado mejor posicionado para frenar la propagación del Covid-19 y resistir su impacto”.

En este sentido, enfatizó que “Covid-19 ha demostrado que las inversiones en salud salvan vidas pero también proporcionan una base para economías sólidas; los programas de salud y VIH deben estar totalmente financiados, tanto en tiempos de abundancia como en tiempos de crisis económica”.

“Ningún país puede vencer estas pandemias por sí solo”, expresó Byanyima y añadió que “un desafío de esta magnitud solo se puede vencer forjando la solidaridad global, aceptando una responsabilidad compartida y movilizando una respuesta que no deje a nadie atrás. Podemos hacer esto compartiendo la carga y trabajando juntos “.

Onusida recordó que en la actualidad más de 12 millones de personas aún no tienen acceso al tratamiento del VIH; el año pasado 38 millones de personas vivían en el mundo con VIH; 1,7 millones se infectaron con el virus y 690 mil personas murieron por enfermedades relacionadas con el sida.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.