Pelosi puso a un general al mando de una fuerte revisión de seguridad del Congreso

La titular de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, le encargó a un general retirado que revise la seguridad del Capitolio tras la virtual toma del edificio por simpatizantes y seguidores del saliente presidente Donald Trump, el pasado miércoles 6.(Télam)

“Para proteger nuestra democracia ahora debemos someter a la seguridad del Capitolio a un escrupuloso examen”, evaluó Pelosi.

Quien tendrá a cargo esa tarea, con forma de “auditoría inmediata”, será el general retirado Russel Honoré, responsable de las operaciones militares durante el huracán Katrina en 2005.

El asalto del Capitolio luego de un discurso de Donald Trump y durante la certificación oficial de la victoria presidencial de Joe Biden dejó cinco muertos.

Los congresistas tuvieron que ser evacuados o mantenerse tirados en el piso del hemiciclo de la Cámara, mientras los simpatizantes del presidente saliente irrumpieron en el edificio del Congreso.

“La semana pasada sufrimos un asalto en Capitol Hill que puso en peligro vidas y traumatizó a miembros del Congreso y empleados”, reseñó Pelosi.

Los comités legislativos y, probablemente, un órgano independiente realizarán una investigación, “pero mientras tanto” Honoré se hará cargo de “las preocupaciones urgentes de seguridad”, destacó Pelosi, que se declaró “agradecida” con el militar.

La Cámara de Representantes acusó el miércoles a Trump de “incitar a la insurgencia” por esos hechos, y recién días después pidió una ceremonia de traspaso de mando sin violencia.

Acusado ya en diciembre de 2019 en el caso de Ucrania, el magnate inmobiliario se convirtió así en el primer presidente estadounidense en la historia en ser objeto de dos juicios políticos. El Senado será el encargado de sentarlo en el banquillo.

Pelosi se excusó de indicar cuándo planeaba remitir la acusación a la Cámara alta, el siguiente paso para iniciar el juicio.

“Hace una semana, el 6 de enero, se perpetró un acto de insurrección contra el Capitolio, alentado por el presidente de Estados Unidos. Una semana después, este presidente fue acusado”, señal de “la urgencia de este tema”, se limitó a declarar.

Los “fiscales” de la Cámara de Representantes “trabajan ahora en la preparación del proceso y ustedes serán los primeros en saberlo cuando anunciemos que vamos”, dijo a los periodistas.

El juicio comenzará recién después de la jura del demócrata Biden, el miércoles próximo, y del recambio en el Senado, donde el futuro oficialismo tendrá también mayoría.

Para el miércoles, la ciudad de Washington y varios gobernadores planean reforzar al máximo la seguridad ante posibles protestas violentas de simpatizantes de Trump, en parte en respuesta a advertencias de agencias federales que señalaron que sectores radicalizados pretenden atacar la investidura de Biden.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.