El rey Felipe VI y Pedro Sánchez conmemoran hoy 40 años del Tejerazo

En un presente agitado, el rey emérito exiliado y con algunos enfrentamientos en el seno del Gobierno español, el rey Felipe VI hablará hoy en el parlamento en una ceremonia conmemorativa del 40 aniversario del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 que pasó a la historia como el "Tejerazo", junto al presidente Pedro Sánchez.(Télam)

El gran ausente en el acto será el padre del actual monarca, Juan Carlos I, que abdicó en 2014 y en agosto se exilió en Emiratos Árabes ante las crecientes sospechas sobre el origen opaco de su fortuna.

El exmonarca, que regularizó meses atrás casi 680.000 euros (unos 825.000 dólares) ante el fisco para evitar una persecución por blanqueo, es objeto de hasta tres investigaciones judiciales.

La situación pone en evidencia el deterioro de la imagen del rey vdesde que, hace 40 años, el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero asaltara pistola en mano el Congreso de los Diputados, al mando de unos 200 hombres, en una imagen grabada para la historia.

En ese momento, a seis años de la muerte del dictador Francisco Franco, España transitaba un rumbo democrático que un grupo de militares quería detener, recordó la agencia de noticias AFP.

Desde el palacio de la Zarzuela, el rey Juan Carlos, que entonces solo tenía 43 años, jugó un rol decisivo para frenar la intentona, llamando uno por uno a los capitanes generales que dirigen las distintas regiones del país para que respetaran la legalidad democrática.

Ya de madrugada, el rey pronunció un discurso en televisión en apoyo a la democracia, vestido de capitán general de los ejércitos.

Para el diario conservador El Mundo, la ausencia del rey emérito “debido a sus propios y reprobables errores, no debe empañar el brillante protagonismo que le corresponde en el día en que se recuerda su llamamiento televisivo”.

“Así frenó el golpe, y la democracia salió fortalecida hasta equipararse a las mejores de Occidente”, agregó El Mundo.

Sin embargo, cuatro décadas después del golpe fallido, la calidad de la democracia y las instituciones españoles todavía generan debate, a punto tal que Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, una agrupación de izquierda que forma parte del Gobierno, ha tenido choques con Sánchez y el otro partido en el poder, el Socialista Obrero (PSOE) por cuestiones que van desde el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel hasta las críticas de la Unión Europea a Rusia por la situación del opositor Alexey Navalny.

Pequeñas formaciones del Congreso, como los partidos independentistas catalanes, decidieron boicotear la ceremonia por la presencia del rey Felipe VI.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.