ONU aplaude revolución de las energías renovables en Marruecos

El país africano aspira a aumentar la contribución de las centrales de energía renovable a la producción de electricidad del 35% al 52% para 2030. Su iniciativa fue valorada por la ONU.

El Reino de Marruecos, con una población de más de 37 millones de habitantes y situado en el norte de África, ha estado implementando una importante estrategia de energía renovable para aumentar en 6.000 MW y conseguir, en un década, llegar a tener una energía limpia total de 12.900 MW.

Esta estrategia, que se ha puesto en marcha desde 2009, es de tal importancia porque Marruecos compra energía del extranjero para satisfacer todas sus necesidades, así como para mejorar el clima y cumplir las normas ambientales mundiales.

La estrategia se centra en mejorar la combinación de combustibles en el sector de la electricidad, acelerando el desarrollo de la energía procedente de fuentes renovables, en particular la eólica, la solar y la hidroeléctrica, paralelamente a la promoción de un mercado regional integrado.

Marruecos está apostando por la energía renovable, para reducir el gasto del Gobierno en materia de Energía que asciende a 100 mil millones de dirhams (9,9 mil millones de dólares) al año, según datos oficiales.

El Gobierno de Marruecos, actualmente, realiza el mayor proyecto de energía solar de su historia, Nur-Warzazat, que abarca 3 mil hectáreas y tiene por objeto producir 580 megavatios de electricidad y suministrar energía limpia a un millón de hogares, según la Agencia Marroquí de Energía Solar en el momento del lanzamiento del proyecto.

El Reino tiene ocho estaciones de energía renovable, distribuidas en las ciudades de Tánger en cuatro estaciones, con una capacidad de producción de 140 megavatios, 75 megavatios, 65 megavatios y 50 megavatios. Hay otras cuatro estaciones repartidas entre Taza con una capacidad de 100 MW, Essaouira con una capacidad de 20 MW, Tetuán con unos 32 MW y otras en El Aaiún, en las provincias del sur del Reino.

En este marco y para atender a las potencialidades previstas de las energías renovables, el Consejo de Gobierno aprobó un Decreto sobre la creación del Instituto de Formación en Energías Renovables y Modelos Energéticos en Warzazat, con el fin de ofrecer oportunidades a los estudiantes que deseen especializarse en energías renovables.

Por ello y considerando este contexto, la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen, citó a Marruecos como ejemplo en materia de promoción e inversión en las energías renovables, con motivo de la presentación de un nuevo informe de la ONU sobre el medio ambiente.

“Debería citar a Marruecos como ejemplo (…) de los países que hace diez años invirtieron en energías renovables y que ahora son importantes productores de energías renovables a partir de la doble térmica eólica y solar”, declaró Andersen en una conferencia de prensa conjunta con el Secretario General de las Naciones Unidas para la presentación de este importante informe titulado “Hacer la paz con la naturaleza”.

La responsable de la ONU también hizo un llamamiento a los países en desarrollo para que inviertan en la naturaleza e inicien el cambio de la transformación energética para lograr una «economía renovada» que respete el medio ambiente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.