Rusia pide al Tribunal Europeo de Derechos Humanos revisar dictamen sobre Navalny

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) recibió una solicitud del Ministerio de Justicia de Rusia, en la cual le pide que sea revisada la decisión sobre el opositor ruso Alexéi Navalny por considerarla una injerencia en sus asuntos internos, según se informó oficialmente.(Télam)

El planteo ante la Corte de Estrasburgo fue realizado por Rusia el sábado último: “Efectivamente, hemos recibido la carta del Gobierno” ruso, confirmó en las últimas horas la corte a la agencia Sputnik.

El TEDH, invocando su regla 39, dictaminó el 16 de febrero indicar al Gobierno de Rusia que resulta imprescindible liberar “inmediatamente” a Navalny, a quien un tribunal de Moscú sustituyó la libertad condicional por una pena real.

Moscú interpretó esta sentencia como injerencia en los asuntos de Rusia y un intento de ejercer presión sobre la Justicia rusa, recordando que Rusia, según las modificaciones hechas a la Constitución, cumple los compromisos internacionales solo cuando estos no contradigan su legislación nacional.

Un tribunal de Moscú dispuso el 2 de febrero pasado hacer efectiva la pena suspendida de Navalny, que se le impuso en 2014 en el marco del caso de malversación de fondos de la empresa Yves Rocher, por una pena de cárcel real de tres años y medio, por haber incumplido en más de 60 ocasiones la exigencia de presentarse a las revisiones.

Como resultado, el opositor tendrá que pasar los próximos dos años y medio en un centro penitenciario.

Las afirmaciones de que Navalny es perseguido por su actividad política fueron refutadas por la propia Corte de Estrasburgo, que no encontró ninguna intriga política en el expediente abierto contra él según la denuncia de la compañía Yves Rocher, aunque dictaminó pagarle una compensación por el arresto domiciliario, que se le entregó íntegramente, agrega el despacho de Sputnik.

En tanto, hoy los cancilleres de la Unión Europea (UE) se reunirán en Bruselas para discutir la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Rusia por la detención del líder Alexey Nalvany, pero hay opiniones encontradas.

El Gobierno de Austria pidió ayer bajar el tono de la confrontación diplomática y que sea una “respuesta proporcionada”, porque “de no ser así, cortaremos la rama en que estamos sentados”, advirtió el ministro de Relaciones Exteriores austriaco Alexander Schallenberg en una entrevista con el diario Welt am Sonntag, citado por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Hace dos semanas, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, se había mostrado interesado en producir la vacuna rusa Sputnik V, si el ente regulador europeo la aprueba.

Además, empresas austríacas, junto con firmas alemanas, francesas, neerlandesas y rusas, participan del ambicioso proyecto energético Nord Stream 2, un gasoducto que transportará 55.000 millones de metros cúbicos de gas por año desde Rusia, a través del Mar Báltico hasta el norte de Alemania.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.