Uruguay inicia campaña de vacunación masiva contra el coronavirus

Durante la mayor parte del 2020 el país latinoamericano fue visto como modelo en la gestión de la pandemia, sin embargo desde noviembre viven un alzamiento de los casos (Télam).

Uruguay inició hoy, dos días después de vacunar al personal considerado esencial, su plan de inmunización masiva contra el coronavirus con dosis de la vacuna CoronaVac del laboratorio chino Sinovac, que, en primera instancia, serán administradas a educadores, militares, policías y bomberos.

El plan, que busca vacunar a 30.000 personas por día, comienza cuando se cumple un año el Gobierno del presidente Luis Lacalle Pou en Uruguay, uno de los últimos países en conseguir vacunas e iniciar el proceso de vacunación en la región.

Desde las 8, unos 90 vacunatorios abrieron sus puertas para inmunizar a los uruguayos, casi un año después de que aparecieran los primeros casos del nuevo coronavirus en el país, el 13 de marzo de 2020.

El sábado, el país había iniciado el plan de vacunación al personal considerado esencial, centrado en médicos, enfermeros y administrativos de centros asistenciales.

“Hoy tenemos una carta fundamental para hacer frente a este flagelo (…) y es disponer de la cantidad necesaria de vacunas ya comprometidas para lograr una inmunidad que alcance a todos los mayores de 18 años en el país”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salinas, en conferencia de prensa.

Salinas sostuvo que 47.118 personas ya se agendaron para vacunarse entre lunes y miércoles, informó la agencia de noticias AFP.

Las vacunas del laboratorio chino Sinovac llegaron el jueves en la noche al país.

Dadas las características de esta vacuna, el gobierno decidió que el plan de inmunización inicie con educadores, policías, bomberos y militares menores de 60 años.

En tanto, se espera que alrededor de 460.000 dosis de la vacuna del laboratorio estadounidense Pfizer lleguen entre el 8 de marzo y el 26 de abril.

Las primeras dosis de la vacuna de Pfizer, con el cual el Gobierno acordó una compra de 2 millones, estarán reservadas a personal de la salud. Además, otra tanda de 1.558.000 dosis de Sinovac arribarán al país a partir del 15 de marzo. El Gobierno espera recibir en marzo un total de 2 millones de dosis.

La vacunación no es obligatoria, pero las autoridades insisten con que se trata de un acto de solidaridad.

“Es muy importante la conciencia colectiva, la misma que nos diferenció en el mundo como para no hacer un ‘lockdown’ (confinamiento). La misma que nos permitió dominar el crecimiento exponencial que se insinuaba en diciembre o enero, y que ahora estamos teniendo un rebote, porque también hay que decirlo”, dijo Salinas.

Luego de pasar la mayor parte de 2020 como modelo en la región por su exitoso control de la pandemia, Uruguay registró a partir de noviembre un fuerte crecimiento de casos.

El último registro, difundido ayer, da cuenta de 57.994 contagios y 608 muertes por Covid-19 en el país de 3,4 millones de habitantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.