Junta de Myanmar amplía lista negra de artistas que apoyan protestas prodemocráticas

La junta militar que gobierna de facto Myanmar desde el golpe de Estado del 1 de febrero amplió hoy una "lista negra" publicada anoche que incluye artistas e intelectuales que apoyan las protestas prodemocráticas, a quienes acusa de "difundir noticias que afectan la estabilidad del Estado", un delito que tiene una pena de hasta tres años de prisión(Télam)

Un documento del Ministerio de Información que circula profusamente en las redes sociales advierte a las emisoras y agencias de producción que no publiquen ni difundan ningún trabajo de las personas incluidas en las listas, so pena de enfrentar ellos mismos a un proceso judicial.

La medida se suma a la escalada de represión y violencia por parte de las fuerzas de seguridad que intentan neutralizar una imponente ola de protestas callejeras contra el golpe que derrocó al Gobierno electo de la líder civil Aung San Suu Kyi y puso abrupto fin a cinco años de retorno a la democracia tras medio siglo de dictadura.

Al menos 564 manifestantes y transeúntes fallecieron desde la toma del poder por la fuerza, según informó hoy la ONG Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP), que supervisa las víctimas y los arrestos en el marco de la represión de una ola de protestas y una campaña de desobediencia civil contra el golpe de Estado.

El golpe, rechazado también por la comunidad internacional, revirtió el regreso gradual del país a la democracia iniciado en 2015 con la elección del Gobierno encabezado por Suu Kyi, después de cinco décadas de Gobierno militar.

Las listas publicadas ayer y hoy en el periódico Global New Light of Myanmar incluyen actores, actrices, músicos e influyentes de las redes sociales acusados ​​de violar la Sección 505 (A) del Código Penal.

En el periódico, un aviso que abarca casi toda una página enumera a 20 personas, junto con fotos, lugares de origen y páginas de Facebook de cada uno.

Varios personajes prominentes del ámbito artístico también fueron acusados ​​en febrero, pero la campaña contra las celebridades partidarias de las protestas se intensificó la semana pasada cuando el canal Myawaddy TV, controlado por el Ejército, transmitió una lista de buscados.

En la actualidad son 60 las celebridades que integran esas listas.

Las protestas continuaron hoy en todo el país, pero en menor escala que recientemente y con la intención de evitar enfrentamientos.

Ayer, se realizó una “Huelga de Huevos de Pascua” con huevos pintados en apoyo a las protestas exhibidas en lugares públicos y en línea.

En Dawei, una ciudad del sureste de Myanmar que es un bastión del movimiento de protesta, una breve marcha fue acompañada por una procesión de motocicletas.

En Yangón, la ciudad más grande del país, personas vestidas de negro llevaron a cabo una marcha en memoria de los muertos, mientras unas 20 personas se reunieron brevemente en una calle de la ciudad y quemaron banderas chinas.

Muchos manifestantes creen que China respalda al régimen militar con apoyo económico y político, incluida la amenaza de un veto en el Consejo de Seguridad de la ONU contra las sanciones internacionales.

El acceso a Internet sigue cortado para una gran mayoría de la población desde que los militares ordenaron la suspensión de las conexiones de datos móviles e inalámbricas.

Los generales golpistas también están estrechando el cerco judicial sobre Suu Kyi, acusada entre otros de corrupción y de haber violado una ley sobre secretos de Estado de la época colonial.

Si es condenada, la dirigente de 75 años, premio Nobel de la Paz, que está incomunicada pero se encuentra “en buen estado de salud” según sus abogados, se arriesga a ser inhabilitada y a pasar muchos años en prisión.

En medio de estas protestas civiles, también crece el accionar de grupos armados irregulares, lo que ya desató temores de una posible “guerra civil”, según reconoció recientemente la enviada de la ONU para Myanmar, Christine Schraner Burgener.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.