Mayores de 80 años generaron anticuerpos similares después de primera dosis de AstraZeneca y Pfizer

Las personas mayores de 80 años muestran respuestas de anticuerpos similares entre cinco y seis semanas después de aplicarse la primera dosis de la vacuna de Pfizer y la de AstraZeneca contra el coronavirus, según un nuevo estudio conocido hoy en el Reino Unido.(Télam)

Los científicos de la Universidad de Birmingham también concluyeron que los que recibieron la vacuna de AstraZeneca tuvieron una respuesta de células T más fuerte en comparación con la alternativa de Pfizer.

Los anticuerpos son proteínas en la sangre que reconocen infecciones específicas y las combaten, mientras que las células T atacan a las células infectadas con el virus.

Los hallazgos publicados como preimpresiones en la revista científica The Lancet que aún no fueron revisados por pares, mostraron que los anticuerpos estaban presentes en el 93% de los que recibieron la vacuna de Pfizer y en el 87% de los que se aplicaron AstraZeneca después de la primera dosis.

Pero los científicos dijeron que la fuerza de la respuesta celular en el grupo de AstraZeneca (31%) era tres veces mayor que en el grupo Pfizer (12%).

Para el ensayo, respaldado por el Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido, se recolectaron muestras de sangre de 165 personas que tenían entre 80 y 99 años, cinco a seis semanas después de su primera dosis de cualquiera de las vacunas.

El Reino Unido y algunos otros países adoptaron un programa en el que se amplía el intervalo entre la primera y la segunda dosis de la vacuna para aumentar la cobertura de la población contra la Covid-19.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de AstraZeneca mostraron una buena efectividad clínica después de una sola dosis, pero es importante comprender las respuestas inmunes diferenciales generadas por las diversas plataformas de vacunación, indicó el estudio.

En el caso de los adultos mayores su sistema inmunológico funciona con menos eficacia que el de las personas jóvenes y son el grupo de mayor riesgo de infección por coronavirus.

Paul Moss, investigador principal del Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido, dijo que “los hallazgos son tranquilizadores porque muchos países, incluido el Reino Unido, han optado por retrasar la administración de segundas dosis”.

El estudio respalda además la evidencia clínica que muestra que ambas vacunas redujeron en gran medida las muertes y hospitalizaciones.

“Sabemos que tanto la vacuna Pfizer como la de AstraZeneca muestran una buena eficacia en el mundo real, pero también necesitamos comprender las respuestas inmunitarias de fondo que generan”, sostuvo, a su vez, Helen Parry, profesora clínica académica del Instituto Nacional de Investigación Sanitaria (NIHR) de la Universidad de Birmingham y autora principal del estudio.

La investigadora dijo que las respuestas de anticuerpos son muy alentadoras, ya que respaldan los sólidos datos del mundo real que se están viendo en el Reino Unido.

“También encontramos que una mayor proporción de los vacunados con AstraZeneca tenía una respuesta inmune celular detectable en comparación con los que recibieron la vacuna de Pfizer”, añadió.

Y subrayó que “ahora tenemos que llevar a cabo más investigaciones para entender lo que significa esta diferencia en las respuestas de las células T y cómo podríamos trabajar para optimizar las futuras estrategias de vacunación”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.