Pentágono envía 2 bombarderos B-52 cerca de Afganistán para proteger retirada de tropas

Las fuerzas estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán retirarán las fuerzas terrestres del país antes del 1 de mayo y su objetivo es completar la retirada antes del 11 de septiembre.

EEUU aprobó un despliegue extendido del portaaviones USS Eisenhower en Oriente Medio y el despliegue de bombarderos de largo alcance en la región, dos de los cuales ya llegaron, como medida para brindar protección a las fuerzas estadounidenses en Afganistán durante la retirada, dijo el viernes el portavoz del Pentágono, John Kirby.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, “aprobó hoy (viernes) la extensión del USS Eisenhower para permanecer en el área de responsabilidad del Comando Central por un período de tiempo y la adición de algunos bombarderos de largo alcance para ser desplegados en la región; dos de esos B-52 ya llegaron “, dijo Kirby en una rueda de prensa.

Las fuerzas estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán retirarán las fuerzas terrestres del país antes del 1 de mayo y su objetivo es completar la retirada antes del 11 de septiembre.

Kirby dijo que es posible que haya un aumento temporal de las fuerzas terrestres estadounidenses en Afganistán para ayudar a facilitar una retirada ordenada.

EQUIPOS MILITARES

Los medios estadounidenses informaron más temprano el viernes que Estados Unidos ya está comenzando a retirar equipo militar de Afganistán.

El portavoz del Pentágono confirmó el informe y agregó que el equipo se llevará a Estados Unidos, se desplegará en otras regiones del mundo, se transferirá a las fuerzas de seguridad afganas o se destruirá.

Además, dijo que todo el equipo militar se enviará fuera de Afganistán por vía aérea, pero que por el momento no tiene una estimación de cuánto costará la operación de retirada de Estados Unidos.

Mientras tanto, Afganistán sigue siendo testigo de enfrentamientos entre los insurgentes talibanes y el ejército afgano a pesar del inicio de las conversaciones de paz entre el movimiento y Kabul en Catar en septiembre pasado.

El comandante del Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM), Kenneth McKenzie, dijo el jueves que las conversaciones de paz en Afganistán parecen estar actualmente en un punto muerto a corto plazo y enfatizó la necesidad de que Estados Unidos continúe apoyando al Gobierno afgano para evitar su colapso después de que las fuerzas extranjeras se retiren. (Sputnik)

zzz/mjf/rp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.