WikiLeaks preocupado por falta de cambios en postura de Washington respecto a Assange

"Es alarmante que no haya señales por parte de la Administración (del presidente Joe) Biden y (la vicepresidenta Kamala) Harris de que vayan a renunciar a la persecución de Assange, de que no vayan a actuar como la administración anterior", dijo el redactor jefe del portal de filtraciones.

El redactor jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, considera alarmante la falta de señales por parte de la nueva Administración de Estados Unidos de que planee renunciar a la persecución del fundador del portal de filtraciones, Julian Assange.

“Es alarmante que no haya señales por parte de la Administración (del presidente Joe) Biden y (la vicepresidenta Kamala) Harris de que vayan a renunciar a la persecución de Assange, de que no vayan a actuar como la administración anterior”, dijo Hrafnsson en una rueda de prensa.

Agregó que no se puede simplemente hablar sobre la no politización del trabajo del Departamento de Justicia, “debe haber una decisión política para poner fin a la persecución de Assange por motivos políticos”.

Además, el redactor jefe de Wikileaks comentó que si comparan el caso de Assange en el Reino Unido con el del opositor ruso Alexéi Navalni en Rusia, es Moscú quien gana.

“Podemos ver a Navalni ante el tribunal, puede hablar en la corte. Todo eso no estaba permitido en Londres”, recordó Hrafnsson, precisando que “Julian no pudo hablar, las cámaras estaban prohibidas”, así que “esta comparación no está a favor del Reino Unido”.

En enero, la magistrada británica, Vanessa Baraitser, dictaminó no extraditar a Assange a EEUU, citando razones de salud y el riesgo de suicidio en el sistema penitenciario estadounidense, pero no lo liberó de la prisión de alta seguridad de Belmarsh, donde permanece recluido desde que la embajada de Ecuador en Londres le retiró su asilo, en abril de 2019, y fue arrestado.

El Departamento de Justicia de EEUU reclama a Assange por un delito de “conspiración para cometer intrusión informática” y 17 cargos por acceder, obtener y divulgar documentos secretos, militares y diplomáticos, entre 2010 y 2011.

Los cargos imputados contra Assange se penalizan en su conjunto con 175 años en prisión.

Se cree que Assange es responsable de la mayor filtración de información clasificada en la historia en WikiLeaks, que arrojó luz sobre los crímenes de guerra cometidos por las tropas estadounidenses en Irak y Afganistán. (Sputnik)

nm/ks/hm

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.