A los 92 años falleció Humberto Maturana

La información fue entregada por diversas personalidades en redes sociales.

El Premio Nacional de Ciencias 1994, Humberto Maturana, falleció esta madrugada a los 92 años.

Biólogo y escritor, definió el concepto de autopoiesis.

Sentó las bases de la biología del conocimiento y era considerado uno de los intelectuales más influyentes del país.

Maturana tuvo una destacada vida en las ciencias luego de estudiar medicina en la Universidad de Chile, en 1950, instancia que le permitió entrar al mundo científico hasta convertirse en una eminencia tanto en dicha área como en la cultura.

Su trayectoria académica incluyó la University College de Londres y un doctorado en biología en la Universidad de Harvard. Formó parte del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts e incluso fue nominado al Nobel de Medicina.

En 1994 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias por sus trabajos respecto a ciencias biológicas, específicamente lo que refiere a la percepción visual de vertebrados y por sus aportes en la teoría del conocimiento orientados a la educación.

“Es absolutamente legítimo decir hasta aquí vivo. Yo, Humberto Maturana, quiero escoger el momento en que voy a morir, no quiero ser una carga, no quiero generar daño y no quiero contribuir al crecimiento de la población, porque es dañino para todos. El modo de vida del ser humano ha sido absolutamente destructivo”, dijo en abril pasado en una entrevista en La Tercera.

Su teoría, publicada en diversos trabajos desde principios de los 70, fue “revolucionaria porque dio una respuesta para lo que antes no había”.

El pensamiento de Humberto Maturana

¿Qué es lo peculiar de lo humano? Que vivimos en el lenguaje, que el lenguaje se aprende, que nos hacemos humanos viviendo con otros seres humanos. Tenemos una genética particular, pero, ¿cuál es nuestro nicho ecológico? Otros seres humanos”, es parte de sus reflexiones planteadas el 2018 en una conferencia en la Facultad de Ciencias, mismas que lo acompañaron por décadas, desde el inicio de su formación hasta su última publicación “Revolución reflexiva”, escrita conjuntamente a Ximena Dávila, lanzada el 23 de abril de este año.

Uno de sus planteamientos que alcanzó mayor resonancia científica a nivel global fue el de la autopoiesis, concepto presentado por primera vez en su libro de 1972 “De máquinas y seres vivos”. En esta obra, desarrollada junto a Francisco Varela, alumno y luego colaborador, sostiene que los sistemas biológicos son unidades que se producen y mantienen a sí mismas “como una red de procesos de producción (transformación y destrucción) de componentes que: (i) a través de sus interacciones y transformaciones continuamente regeneran y realizan la red de procesos (las relaciones) que los han producido, y (ii) la constituyen (la máquina) como una unidad concreta en el espacio en el que ellos (los componentes) existen”.

En otras palabras, aunque el sistema cambie en sus componentes o estructura, dicha red permanece invariante durante toda su existencia, manteniendo la identidad de este. Los seres vivos son en particular sistemas autopoiéticos moleculares, que están vivos solo mientras están en autopoiesis. Este concepto tuvo gran trascendencia científica en el ámbito de la teoría de sistemas, no solo en la biología. Su influencia se extendió desde los estudios evolutivos hasta la cibernética, la sociología y el lenguaje.

La trayectoria del profesor Humberto Maturana incluye su paso por el University College London, en 1954, donde estudió anatomía y neurofisiología, gracias a una beca de la Fundación Rockefeller. En 1958 obtuvo el Doctorado en Biología de la Universidad Harvard, en Estados Unidos. Entre 1958 y 1960 se desempeñó como investigador asociado en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del Massachussets Institute of Technology. En 1960 volvió a Chile para desempeñarse como ayudante segundo en la cátedra de Biología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile. Entre 1965 y 2000 fue Profesor Titular del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias.

Entre las distinciones recibidas por el profesor Humberto Maturana se encuentran el McCulloch Award, de la American Society for Cybernetics, el Doctor Honoris Causa de la Free University de Bruselas, la medalla Abate Juan Ignacio Molina de la Universidad de Talca, y el Medal Gold de la United Kingdom Systems Society.

Dentro de sus libros publicados se encuentran “De máquinas y seres vivos. Una caracterización de la organización biológica” y “El árbol del conocimiento: las bases biológicas del conocer humano” (1984), ambos junto a Francisco Varela; “Biología de la cognición y epistemología” (1990); “La objetividad, un argumento para obligar” (1992), y “Transformación en la convivencia” (1999); entre otros.

Otro de sus proyectos cruciales es el Instituto de Formación Matríztica, fundado el año 2000 junto a Ximena Dávila.

2 Comentarios
  1. Renzo Lanfranco dice

    No es doctor en filosofía. Es doctor en biología de Harvard. Los periodistas tradujeron PhD literalmente: PhD significa ‘Philosophiae Doctor’, que es el nombre latín del grado de doctorado (que viene de la época en que todas las áreas del conocimiento pertenecían a la filosofía). Después más abajo lo indican correctamente: doctorado (o doctor, es lo mismo) en biología.

  2. […] ARAD, 94 ans, historien et écrivain israélien, ancien président de Yad Vashem.Humberto MATURANA, 92 ans, biologiste et écrivain chilien.Guillermo MURRAY, 93 ans, acteur mexicain d’origine […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.