Atacan una de las sedes del Consejo Presidencial libio en el hotel Corinthia

Según los medios libios, detrás del ataque se encuentran las milicias del oeste de Libia que apoyan a Fayez al Sarraj, quien encabezó el Gobierno de Acuerdo nacional. Fue él quien nombró a Al Tarabulsi como jefe de los servicios inteligencia.

En Trípoli fue atacada una de las sedes del Consejo Presidencial libio, creado para resolver el problema de doble poder en el país, declaró este sábado a Sputnik la portavoz de ese organismo, Najwa Wahiba.

Fuentes libias indicaron que unas brigadas militares armadas ubicadas en Trípoli atacaron la sede del Consejo Presidencial en el hotel Corinthia y exigieron la destitución del jefe del Servicio de Inteligencia general, Hussein al Aib, y el regreso a ese puesto de Imad al Tarablusi.

“El ataque que ocurrió fue un ataque al hotel, no a la sede del Consejo Presidencial. No cuentan con un sitio permanente para las reuniones. El lugar (de los hechos) es solo una de sus sedes”, afirmó Wahiba.

La funcionaria agregó que debido a que era un día libre, en el local no había nadie y ninguna persona resultó herida.

Según los medios libios, detrás del ataque se encuentran las milicias del oeste de Libia que apoyan a Fayez al Sarraj, quien encabezó el Gobierno de Acuerdo nacional. Fue él quien nombró a Al Tarabulsi como jefe de los servicios inteligencia.

Al Aib, por el contrario, se considera una persona “cercana” al mariscal Jalifa Haftar, opositor político de Sarraj.

Se informa que los atacantes también exigieron la renuncia de la ministra de Exteriores, Najla Mangoush, debido a sus reiterados llamamientos para la retirada de militares y mercenarios extranjeros de Libia, lo que algunos bandos del conflicto libio consideraron una “imprudencia”.

Una fuente del Consejo Presidencial confirmó a Sputnik la existencia de tensiones “en el área de la sede del Consejo en la capital”, y no descartó la posibilidad de que el Consejo aclare la situación en un comunicado oficial.

El Foro de Diálogo Político Libio, celebrado en Ginebra bajo los auspicios de la ONU, eligió a principios de febrero al Gobierno de transición que trabajará hasta las elecciones libias del 24 de diciembre de 2021.

Actualmente en el país hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino junto con el Parlamento en Tobruk, que controla la parte oriental y cuenta con el apoyo del Ejército Nacional Libio comandado por el mariscal Haftar, y el Gobierno de Acuerdo Nacional, avalado por la ONU y liderado por al Sarraj, con sede en Trípoli, en el noroeste del país.

El Gobierno de Acuerdo Nacional goza del apoyo por parte de Turquía y Catar, y el Ejército Nacional Libio es apoyado por Egipto y los Emiratos Árabes Unidos. (Sputnik)

vp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.