Bolsonaro amenaza con decretar fin de cuarentenas y retoma ataques contra China sobre el virus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenazó hoy con firmar un decreto para intervenir con los militares el país e interrumpir las cuarentenas que ciudades y estados adoptaron para enfrentar el colapso hospitalario por la pandemia del coronavirus y adelantó que no aceptará fallos contrarios a esa medida por parte del Supremo Tribunal Federal.

En un discurso en el Palacio del Planalto, el mandatario también cargó contra China, principal socio comercial de Brasil desde 2009, al insinuar que el país asiático pudo haber creado en un laboratorio el coronavirus como parte de una “guerra química”, una versión descartada por la Organización Mundial de Salud (OMS) pero avalada por sectores de la ultraderecha.

“En las calles la gente ya pide que firme un decreto (para terminar con las cuarentenas en los estados y municipios). Si yo firmo un decreto, es para que se cumpla, no será rechazado por ningún tribunal”, dijo en el discurso del acto por la apertura de la Semana de las Comunicaciones.

Bolsonaro repudió a gobernadores e intendentes que tomaron medidas de restricción sin que se lo ordene el Poder Ejecutivo Nacional, mientras una comisión del Senado investiga si el Gobierno actuó a favor del negacionismo y contra las medidas de distanciamiento social.

“Puedo firmar un decreto para garantizar la libertad de culto, de poder trabajar, el derecho de ir y venir. En ese decreto figuraría el artículo quinto de la Constitución”, dijo Bolsonaro, que reivindicó la movilización de sus seguidores el sábado último para pedir una intervención militar que termine con las cuarentenas y toque de queda, cuando el país superó los 410.000 decesos.

“Los militares, cuando se gradúan, juran dar la vida por la patria. Los que fueron a la calle el 1 de mayo, así como los que no pudieron ir, darán su vida por la libertad”, amenazó.

Bolsonaro repudió el inicio de la comisión investigadora del Senado sobre la gestión de la pandemia de su Gobierno y defendió el uso de la cloroquina, remedio antipalúdico sin comprobación científica.

El mandatario ultraderechista también reivindicó haber participado de aglomeraciones.

“Voy a seguir haciendo todo lo que deberían hacer los que me critican”, dijo, exaltado, el excapitán del Ejército.

También volvió a formular críticas a China, tema que había sido abandonado por el Gobierno cuando no podía recibir insumos para la fabricación de las vacunas contra el coronavirus, un discurso que le valió el cargo al excanciller Ernesto Araújo, considerado un fundamentalista de la ultraderecha alineado con Donald Trump.

Bolsonaro diseminó información falsa y no comprobada sobre el origen del coronavirus

“Es un virus nuevo del que nadie sabe si nació en un laboratorio o nació porque un humanó ingirió un animal inadecuado. Los militares saben qué es la la guerra química, bacteriológica y radiológica. Quizás estemos enfrentando una nueva guerra. ¿Cuál fue el país que más creció? No les diré el nombre”, sostuvo.

En otro tramo de su discurso, Bolsonaro defendió la explotación del nobio, un mineral que dijo será clave para el desarrollo brasileño y cuyas reservas se encuentran en la selva amazónica.

También advirtió sobre que es necesaria para las elecciones del próximo año una nueva ley que permita incluir un ticket impreso a la urna electrónica, una bandera del bolsonarismo con la cual se ha denunciado sin pruebas fraudes en los comicios.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.