Consejo de Seguridad de ONU se reúne mañana por estallido israelí-palestino

A esta hora se conoce un saldo de 3 israelíes y una treintena de palestinos fallecidos.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se reunirá este miércoles por la mañana a puerta cerrada para tratar los acontecimientos en la Franja de Gaza y Jerusalén Este, dijo el martes a Sputnik una fuente diplomática del organismo.

“El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse mañana a las 9:00 EDT (13:00 GMT) para celebrar consultas a puerta cerrada”, dijo la fuente cuando se le pidió que confirmara si el Consejo tiene la intención de abordar la creciente crisis israelí-palestina.

Los enfrentamientos entre los manifestantes palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes tuvieron lugar en Jerusalén todo el fin de semana, después de que un tribunal dictaminara el desalojo forzado de varias familias palestinas para entregar sus predios a colonos israelíes.

El coordinador especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Oriente Medio, Tor Wennesland, llamó hoy ambas partes a detener inmediatamente los combates, advirtiendo que el aumento de las tensiones se encamina a una guerra a gran escala.

“Detengan el fuego inmediatamente. Estamos avanzando hacia una guerra a gran escala. Los líderes de todas las partes tienen que asumir la responsabilidad de reducir las tensiones”, dijo Wennesland en una declaración en Twitter.

El enviado añadió que el costo de la guerra en Gaza “es devastador” y lo está pagando la gente.

“La ONU está trabajando con todas las partes para restablecer la calma. Detengan la violencia ahora”, enfatizó.

La violencia se ha extendido a la Explanada de las Mezquitas, un lugar considerado sagrado tanto por los judíos como por los musulmanes.

El lunes, el movimiento islamista Hamás dio un ultimátum en el que exigía a Israel retirar sus fuerzas policiales y militares desde la explanada y barrio de Sheik Jarra hasta las 18:00 horas, de lo contrario, dijo, atacaría.

La amenaza fue cumplida y, según las Fuerzas de Defensa de Israel, se dispararon cerca de 200 cohetes desde Gaza hacia su territorio.

El ejército israelí informó que la mayoría fueron interceptados por el sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro.

En respuesta, Israel lanzó una represalia contra “objetivos terroristas” en la Franja de Gaza.

Al menos 15 militantes de Hamás murieron en los ataques aéreos, según el ejército israelí.

Las autoridades sanitarias de Palestina informaron de 30 muertes por los ataques israelíes, entre ellos 10 niños. (Sputnik)

zzz/ccl

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.