Italia perdió 1.5 millones de puestos de trabajo en el comercio por pandemia

Italia perdió 1.5 millones de puestos de trabajo en el rubro de comercio a causa de la pandemia de coronavirus, según un informe de la organización sectorial Confcommercio divulgado hoy.

Los sectores de los servicios, transporte y otras actividades relacionadas al turismo, como alojamiento y gastronomía, figuraron entre los más afectados, dijo Confcommercio.

El informe se da a conocer meses después de que el Gobierno italiano informara una caída del 8.8% en su economía durante 2020 a causa de la pandemia, que golpeó especialmente al norte del país, motor industrial y financiero.

De acuerdo con el informe, “los efectos de la pandemia” provocaron pérdidas por 130.000 millones de euros desde marzo de 2020.

De la caída del consumo, según Confcommercio, 107.000 millones, el 83% de total, se dio en solo cuatro sectores: vestimenta y calzado; transporte; recreación, espectáculos y cultura; y alojamientos y locales públicos.

“Por primera vez en la historia económica de nuestro país, el sector servicios sufre un declive drásticamente fuerte”, planteó en el informe el presidente de Confcommercio, Carlo Sangalli.

Hasta el momento, 121.433 personas murieron en todo el país a causa del coronavirus, incluidas 256 en las últimas 24 horas, mientras que 6.249.347 personas ya completaron el ciclo de vacunación dentro de la campaña iniciada por el Gobierno el 27 de diciembre, según cifras oficiales.

En ese marco, los festejos por el campeonato de fútbol que ayer obtuvo el club Inter de Milán generaron cruces por la cantidad de hinchas que se concentraron en la tradicional Plaza del Duomo de la ciudad del Norte del país sin respetar las normas de distanciamiento social aún vigentes.

“Cerrar el ingreso a la Plaza del Duomo hubiera sido peor, hubiera sido una ocasión de mayor riesgo”, planteó el prefecto de Milán, Renato Saccone, tras las críticas en redes sociales por la presencia de cerca de 30.000 de hinchas del equipo en el que juega el argentino Lautaro Martínez en las calles de la ciudad.

“La aglomeración era previsible. Se debe pedir a las personas que respeten las medidas de seguridad. Espero y deseo que los contagios no aumenten, pero lo podremos decir en dos semanas”, sostuvo en tanto el presidente de la región Lombardía, de la que Milán es la capital, Attilio Fontana.

“La alegría se puede entender pero creo que el sentido de la responsabilidad debe prevalecer sobre ella: 121 mil muertos deben habernos enseñado algo. Honrar su muerte es evitar las tertulias”, planteó en tanto en declaraciones televisivas el presidente del Consejo Superior de Salud Franco Locatelli.

Desde este lunes, 14 de las 20 regiones italianas están en la denominada “zona amarilla”; o de riesgo epidemiológico medio, en las que según las últimas medidas del Gobierno está permitida la apertura de bares y restaurantes que tengan mesas al exterior, así como los museos, cines y teatros.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.