Perito de la causa Maradona se pregunta si la exigencia de la sociedad no influyó en su final

“Maradona manejó su vida y su entorno hasta el último día. Tal vez vivió como pudo, porque fue un producto de consumo de la sociedad y, sus recursos cognitivos considero no alcanzaron para sustentar la fama mundial que adquirió jugando al fútbol”, escribió la psiquiatra forense.

La perito de parte de la defensa de Carlos Ángel “Charly” Díaz, el psicólogo de Diego Armando Maradona imputado en la causa, consideró hoy que la sociedad argentina convirtió a su mayor ídolo futbolístico en un objeto de consumo y que eso pudo haber llevado al exfutbolista a “sus largos años de consumo”.

Se trata de la psiquiatra forense Blanca Graciela Huggelmann, quien hoy presentó en la causa sus disidencias al informe de los peritos oficiales que participaron de la junta médica.

En el punto 24, donde los fiscales le dieron a los peritos la oportunidad de hacer agregados que consideren de interés, Huggelmann comenzó defendiendo a sus colegas imputados en la causa al afirmar que “no hay médico que estudie para dañar a una persona, y este caso no queda entre las excepciones”, pero luego vinculó a la sociedad que idolatraba al “10” con su pasado con las drogas.

“Maradona manejó su vida y su entorno hasta el último día. Tal vez vivió como pudo, porque fue un producto de consumo de la sociedad y, sus recursos cognitivos considero no alcanzaron para sustentar la fama mundial que adquirió jugando al fútbol”, escribió la perito.

“Tal vez eso lo llevó a sus largos años de consumo. Es difícil que un país sea conocido por un jugador de fútbol”, señaló la psiquiatra forense.

“La sociedad entera en su nivel más infantil exigió y presionó constantemente a un hombre que necesitaban que fuera su ídolo siempre, a toda costa, algo así como que debía ser eterno”, reflexionó.

“Maradona daba felicidad, Maradona decía lo que se le ocurría frente a quien fuera, Maradona fue capaz de no presentarse ante el Papa cuando lo convocó… el mundo reía… no pensaba en judicializarlo”, agregó.

Y al final, concluyó: “Maradona murió, con respecto a sus adicciones logró vencerlas, pero igual se discute su autonomía psíquica por ‘toxicómano crónico’, ¿es eso lo que se discute? ¿o se siente que la sociedad toda fue la que, con tanta exigencia fue rompiendo a su mayor ídolo?”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.