Polémica en México por orden judicial para liberar a capo del cartel de Sinaloa

El Gobierno de México logró postergar al menos otras 48 horas la liberación de Héctor Palma Salazar, alias El Güero, uno de los fundadores del Cartel de Sinaloa, concedida el sábado, lo que ofuscó al presidente Andrés López Obrador por haberse concretado durante el fin de semana y en la madrugada, al grado de calificar el hecho como "asunto de Estado".

“No se puede emitir una orden para liberar a un recluso acusado de delincuencia organizada un sábado en la madrugada, eso coloquialmente se conoce como ‘sabadazo'”, fustigó el mandatario durante una rueda de prensa durante su visita a Quintana Roo, en el sureste del país.

“No es un procedimiento de lo más adecuado”, subrayó López Obrador, después de que se conociera que no fue el titular del juzgado sino su secretario quien firmó la orden para poner en libertad a El Güero, a quien se lo investiga por eventuales causas pendientes con alguna fiscalía estatal o con la Justicia de Estados Unidos.

“Mañana vamos a dar a conocer si hay asuntos pendientes, hasta que se concluya el plazo que otorgó el juez; en caso contrario se procederá de acuerdo a la resolución del juez del Poder Judicial”, añadió el gobernante, citado por medios locales y la agencia de noticias Europa Press.

López Obrador indicó que las autoridades mexicanas frenaron hasta en dos ocasiones este fin de semana la salida de El Güero del penal de máxima seguridad en el que se encuentra en el estado México, la última ayer, fecha en la que se consiguió esa prórroga de 48 horas.

El mandatario se mostró crítico con la actual legislación y anunció que dio “instrucciones” para que se analice una posible reforma, al considerar que “asuntos de esta naturaleza” no pueden ser realizados durante “días inhábiles”, como sábados y domingos.

“No significa limitar las libertades, sino actuar con transparencia absoluta, porque no es un asunto nada más de carácter legal que corresponde al Poder Judicial y Ejecutivo, sino también un asunto de Estado”, enfatizó.

Agregó que “se tiene que cuidar la dignidad del Estado mexicano, el Gobierno federal no establece relaciones de complicidad con nadie” y advirtió que “no vamos a caer en ninguna trampa”.

En tal sentido, citó un caso similar, el de Rafael Caro Quintero, el “Narco de Narcos”, quien una madrugada de agosto de 2013 obtuvo la libertad y nunca más se supo de él.

El Güero, fundador junto con Joaquín “El Chapo” Guzmán del Cartel de Sinaloa, fue arrestado en 1995 cuando se estrelló con su avioneta camino de la capital de Jalisco, Guadalajara, por mal tiempo, y en 2007 fue extraditado a Estados Unidos, donde fue condenado a 16 años de prisión por narcotráfico.

Sin embargo, nueve años después, en abril de 2016, fue puesto en libertad en la frontera con Texas, desde donde militares mexicanos lo trasladaron para seguir cumpliendo condena en el penal de máxima seguridad conocido como El Altiplano.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.