Sindicato de Escondida rechaza maniobras de la empresa ante eventual huelga de trabajadores de BHP

Los trabajadores de BHP convocaron a una votación de huelga legal, la que de producirse podría detener las operaciones de las plantas de Minera Escondida y Minera Spence".

El sindicato de trabajadores de minera Escondida salió al cruce hoy de las medidas de la empresa que, a juicio del gremio, pretende neutralizar los efectos de una eventual huelga si es que no se llegan a un acuerdo en la negociación colectiva en BHP

El año 2019, BHP, controladora de Minera Escondida, decidió “externalizar” las funciones de todas las salas de control de las plantas y los rajos, despidiendo a los trabajadores que cumplían tales funciones, para luego recontratarlos con menores condiciones y beneficios como trabajadores de BHP Chile, sociedad filial de la misma controladora, quienes ahora cumplen las mismas funciones de forma remota en el Centro de Operaciones Integradas (CIO), señala el sindicato.

Pero, aclara, lo que en su momento, BHP presentó como un “avance tecnológico”, el que en verdad oculta el objetivo de fraccionar la fuerza laboral y disminuir beneficios laborales, aprovechando las graves falencias de la legislación laboral.

“Desde el mes de abril de este año, los trabajadores de BHP que se desempeñan en el ‘CIO’, a través de su sindicato, han iniciado una negociación colectiva a fin de mejorar sus condiciones. Las conversaciones hasta el momento no hay producido avance alguno, por el rechazo de BHP a nivelar las condiciones laborales de los trabajadores, los que han convocado a una votación de huelga legal, la que de producirse podría detener las operaciones de las plantas de Minera Escondida y Minera Spence”, señala el comunicado.

Y agrega: “Frente a ello, Minera Escondida ha iniciado un plan de contingencia, en el que se pretende, pese a la externalización que hizo en su oportunidad, que ahora los trabajadores propios reemplacen a los huelguistas y realicen las funciones externalizadas. De esta manera se juega por BHP, gracias al fraccionamiento laboral, a utilizar indistintamente a su conveniencia a trabajadores propios y ‘contratistas’, todos ellos bajo una misma dirección laboral, infringiendo la ley de subcontratación. Tal maniobra se ampara en una legislación que permite a la empresa principal reemplazar sin restricción alguna a los trabajadores de empresas “contratistas” en huelga, medio que se está convirtiendo en la fórmula preferida de los empresarios para eludir la “prohibición de reemplazo en huelga”. Así, la reforma laboral del año 2017, mientras no se enmiende, está propiciando el fenómeno de la “externalización”, con sus perjudiciales efectos en la pérdida de la fuerza de los sindicatos y en la precarización de las condiciones laborales”.

El sindicato de Escondida señala que “mientras no se garantice en nuestra Constitución y leyes, el derecho de negociación colectiva y huelga efectiva, los empresarios, incluso los que ganan miles de millones de dólares como es el caso la anglo-australiana BHP, no dudarán en reducir los derechos de los trabajadores del país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.