Aumenta a 18 la cifra de fallecidos por el derrumbe de un edificio en Miami Beach

Mañana, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, tienen previsto viajar a Florida para conocer de primera mano la tragedia.

La cifra de fallecidos en el derrumbe de un edificio del complejo Champlain Towers South en Surfside, Florida, el pasado jueves, se elevó hoy a 18, con el hallazgo de los cuerpos de dos niños, informó la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, mientras que 139 personas siguen desaparecidas, entre ellas un chileno.

“Encontramos dos cadáveres más bajo los escombros”, dijo Levine Cava durante una rueda de prensa, según informó la agencia de noticias AFP.

“Es con gran pesar y un verdadero dolor que debo decirles que estas dos personas eran niños, de 4 y 10 años”, agregó.

En un diálogo previo con la prensa, cuando el último número de víctimas era de 16, la alcaldesa había informado que hasta ese momento habían sido notificados “los familiares de doce de las víctimas”.

Levine Cava también señaló que “también estamos tomando medidas inmediatas para investigar y encontrar respuestas, y vamos a colaborar con la investigación oficial”, mientras que confirmó que siguen los controles del proceso de recertificación.

“Nos reuniremos con expertos de todas las áreas para desarrollar recomendaciones y garantizar que una tragedia como esta nunca vuelva a suceder”, concluyó la alcaldesa.

El equipo de búsqueda y rescate, que componen más de 200 personas que se reparten en turnos de doce horas, continuó hoy las tareas de búsqueda entre los escombros del edificio de 12 pisos que colapsó.

Hasta el momento, los fallecidos identificados son Stacie Dawn Fang, 54 años; Antonio Lozano, 83; Gladys Lozano, 79; Manuel LaFont, 54; León Oliwkowicz, 80; Luis Bermúdez, 26; Ana Ortiz, 46; Christina Beatriz Elvira, 74; Marcus Guara, 52; Frank Kleiman, 55; Michael David Altman, 50 e Hilda Noriega, de 92.

Hay 29 latinoamericanos vinculados al inmueble de los que todavía no se tienen noticias: nueve de Argentina, seis de Colombia, seis de Paraguay, cuatro de Venezuela, tres de Uruguay y uno de Chile.

Un bloque de 55 apartamentos frente al mar, parte del complejo Champlain Towers South ubicado en Surfside, cerca de Miami, se derrumbó la madrugada del 24 de junio en uno de los peores desastres urbanos en la historia de Estados Unidos.

“No se puede negar la situación actual: han pasado más de seis días desde el colapso y las posibilidades de encontrar personas con vida son escasas”, dijo en tanto Elad Edri, comandante adjunto del equipo de rescate israelí que colabora con los socorristas estadounidenses desde el domingo.

Ya se han excavado más de 1.300 toneladas de hormigón, agregó AFP.

Dos enormes grúas son usadas para remover con cuidado los escombros. Los bomberos, que trabajan día y noche en medio de altas temperaturas y humedad, cuentan con el apoyo de tecnologías de búsqueda de imágenes y sonido para localizar bolsones de aire.

“Hemos terminado de mapear todos los dormitorios, salas de estar y lugares donde creemos que las personas podrían estar”, agregó Edri.

En tanto, un memorial improvisado se levantó en el lugar e integrantes del equipo de baloncesto de la NBA Miami Heat depositaron flores allí.

El complejo Champlain Towers South, construido hace 40 años, contaba con 136 apartamentos, ocupados por sus propietarios o alquilados. Fueron las unidades con vista al mar las que se desplomaron por razones que se investigan.

Es poco probable que el cambio climático pueda explicar el colapso, según Stephen Leatherman, un especialista en costas entrevistado por AFP.

“Lo que más preocupa aquí son los huracanes, la erosión de las playas, las inundaciones, todos esos problemas. Pero el derrumbe de un edificio es algo nuevo. Nunca habíamos visto esto antes, especialmente en un edificio de gran altura”, dijo.

Este experto se preguntó, sin embargo, sobre la calidad de la arena utilizada para la construcción y sobre si al levantarse el edificio se reforzó lo suficiente la estructura de hormigón.

Una ley aprobada en 1982 obliga a los constructores a excavar y construir zapatas bajo los pilares del edificio, pero el bloque de la torre que se derrumbó se terminó de construir en 1981, por lo que no cuenta con este sistema de cimentación.

Los investigadores estiman que llevará meses saber exactamente qué ocurrió.

Mañana, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, tienen previsto viajar a Florida para conocer de primera mano la tragedia y es posible que se trasladen hasta las inmediaciones del edificio, según confirmó el propio mandatario. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.