Canadá fija audiencia de deportación de exnazi Oberlander desde el 7 al 10 de septiembre

El juicio para deportar al exintegrante de los escuadrones de la muerte del Partido Nazi (Einsatzgruppen, en alemán) fue suspendido temporalmente en marzo, luego de una corte federal ordenara una revisión, citando los argumentos de la defensa respecto a cuestiones de salud y de violaciones a los derechos humanos.

La Junta de Refugiados e Inmigración de Canadá retomará las audiencias de deportación del exnazi Helmut Oberlander el día 7 de septiembre, informó este lunes una portavoz de la entidad.

“La división Inmigración de la Junta de Refugiados e Inmigración de Canadá ha reprogramado la audiencia de admisibilidad en el tema del señor Helmut Oberlander. La audiencia se realizará desde el 7 al 10 de septiembre”, dijo la vocera Anna Pape en una notificación.

El juicio para deportar al exintegrante de los escuadrones de la muerte del Partido Nazi (Einsatzgruppen, en alemán) fue suspendido temporalmente en marzo, luego de una corte federal ordenara una revisión, citando los argumentos de la defensa respecto a cuestiones de salud y de violaciones a los derechos humanos.

Sin embargo, la junta pudo reprogramar las audiencias luego de una corte federal desestimara la moción de la defensa de Oberlander de poner fin al juicio.

Oberlander está en una batalla legal con el Gobierno canadiense desde 1995, cuando comenzó a intentar despojar de su ciudadanía a un exmiembro de las SS, nacido en Ucrania.

Después de una larga batalla legal, Oberlander fue despojado de su ciudadanía por cuarta y última vez en 2017 y la Corte Suprema de Canadá emitió un fallo en diciembre pasado que bloqueó cualquier posibilidad de que el involucrado apelara esta decisión.

Un juez dictaminó en octubre de 2020 que la junta de migración tiene jurisdicción para perseguir la deportación de Oberlander y concluyó que no se había producido ningún abuso en el proceso.

Además, Oberlander enfrenta un escrutinio legal en Rusia, donde los investigadores dicen que fue cómplice de la masacre e la Segunda Guerra Mundial de 27.000 civiles, incluidos niños huérfanos, en la región rusa de Rostov.

Los archivos del Servicio de Seguridad Federal, obtenidos por Sputnik revelaron que Oberlander, un intérprete del Sonderkommando SS-10A (que era parte de uno de los Einsatzgruppen), jugó un papel en la masacre.

El Comité de Investigación de Rusia ha enviado una solicitud a las autoridades canadienses para que proporcionen material legal relacionado con la investigación del papel de Oberlander en la masacre.

Sin embargo, en una entrevista con Sputnik en diciembre, la embajada rusa en Ottawa dijo que el Gobierno canadiense no solicitó documentos relacionados con el caso y se negó a cooperar, a pesar de la solicitud de asistencia legal de parte de Moscú. (Sputnik)

zzz/ry

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.