Crisis en Subtel: Pamela Gidi deja el cargo tras intentar despedir a su jefe de gabinete por pérdida de confianza

El último acto administrativo de la ahora ex Subsecretaría de Telecomunicaciones, antes de presentar su renuncia ante La Moneda, fue el despido de su jefe de Gabinete Jose Huerta por “pérdida de confianza”, según un oficio firmado el 7 de junio.

La subsecretaría de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, menos de 48 horas antes de renunciar al cargo firmó un oficio en el que despedía, por la causal pérdida de confianza, a su jefe de Gabinete, José Huerta, quien había sido sindicado durante todo su periodo de tres años como el poder en las sombras de la repartición del ministerio de Transporte.

La renuncia al cargo, ocurrida ayer, no estaría ajena a las movidas que hizo Huerta ante Gloria Hutt y otras autoridades de Gobierno para mantenerse en su puesto, el que debió dejar el martes 8 de junio, según el oficio 8275 firmado por Gidi.

Como se recordará, la Subtel ha estado envuelta en los últimos meses en una controversia por haberle pedido a las compañías de telefonía, en 2018, información respecto de su base de clientes para ser entregada a la empresa Cadem en el marco de un estudio de satisfacción.

La compañía del ex asesor de Sebastián PIñera, Roberto Izikson, gracias esto se hizo de los datos de millones de personas: número telefónico móvil, tipo de plan de pre o post pago, comuna y región del suscriptor, si registra o no tráfico de dato y/o voz durante los últimos 30 días y, por último, si se trata de un cliente que cuenta con multiservicio.

Esta petición fue criticada por la Asociación Chilena de Telefonía Móvil (Atelmo) que el 10 de diciembre de 2020 reclamó ante el Consejo para la Transparencia, señalando que la Subtel tenía por práctica oficiar a las empresas de telecomunicaciones y ordenarles que le entregaran sus bases de datos de clientes, en circunstancias que se trataba de información personale y que ninguna ley le da tal atribución.

Denunciaba Atelmo, además, que esos datos eran posteriormente transferidos a empresas de marketing para que ellas hagan “Encuestas de Satisfacción” de los usuarios de servicios de telecomunicaciones.

En tanto en junio de 2021 las organizaciones Derechos Digitales, Fundación Datos Protegidos, Fundación Abriendo Datos y El Observatorio para la transparencia algorítmica, catalogaron de “desleal” el uso de datos personales por parte de Subtel.

“Es preocupante que un organismo público como SUBTEL puede exigir a empresas privadas todos los números de teléfono asociados a sus clientes con el propósito de realizar encuestas de satisfacción y que ello sería conforme a la ley. Se trata de una autoridad autorizando un traspaso gigante de datos personales y sentando precedente para que ello pueda ser replicado por otros organismos públicos”, señalaron

Diversas fuentes han indicado a Jose “Pepe” Huerta, el jefe de gabinete que perdió la confianza de Gidi, como el operador y coordinador de la petición de datos personales por parte de Subtel y el siguiente traspaso a la empresa Cadem.

Por otra parte, Huerta ha estado presente en los medios de comunicación y en diferentes controversias dentro de Subtel por su condición de subsecretario en las sombras y el control que ha tenido en la licitaciones del espectro para la implementación del 5G.

El jefe de gabinete de la ex subsecretaria de Telecomunicaciones, según funcionarios de Subtel, era quien ejercía un verdadero poder encubierto, registrando fuertes peleas y discusiones con funcionarios de áreas como la regulación y fiscalización de las empresas proveedoras de servicios de telecomunicaciones, que han derivado en importantes renuncias.

Su despido 48 horas antes de la salida de Gidi, sin duda, abre una nueva interrogante sobre los conflictos al interior de la Subtel donde el gobierno, una vez más, recurrió al abogado Francisco Moreno, quien entre marzo de 2018 y noviembre de 2020 se desempeñó como subsecretario de Hacienda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.