Ley REP: el reciclaje a gran escala será realidad

El cuidado del medio ambiente es prioridad para seguir viviendo en un planeta saludable. Y el reciclaje es uno de los temas relevantes, siendo la promulgación de la Ley REP un punto de inflexión en este camino. La experiencia de RESUR en el reciclaje de neumáticos deja registro para otras empresas, y nuevos emprendimientos para no solo soñar, sino que actuar por un mundo más sustentable.

Cuando en junio de 2016 se publicó la Ley 20.920 de “Responsabilidad Extendida del Productor” (REP), su puesta en marcha parecía algo lejano.

Cinco años más tarde, nos encontramos en un viaje sin retorno hacia una nueva forma de entender la gestión de los residuos, ya no solo domiciliarios, sino de todo el ámbito que abarca la acción humana y los desechos que ello genera.

Y aunque nos falta mucho camino por recorrer como sociedad, hay avances significativos. La propia Ley REP ya cuenta con dos reglamentos, necesarios para establecer el funcionamiento de esta normativa, con lo que adquirió más fuerza. En enero se publicó su primer decreto en el Diario Oficial, que fija metas de recolección y valorización para los neumáticos. Los otros “productos prioritarios” son: pilas, aceites lubricantes, artículos eléctricos y electrodomésticos, baterías, y envases y embalajes.

Específicamente, en el ámbito de los NFU (neumáticos fuera de uso), los fabricantes e importadores de neumáticos tienen hasta el 2023 para desarrollar un sistema de gestión y, desde ahora, deberán informar el ingreso de estos al país. Asimismo, tendrán que financiar y organizar el transporte y almacenamiento de estos elementos cuando cumplan su vida útil, para asegurar su correcto tratamiento.

Cuando se dio a conocer el reglamento, en enero pasado, la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, aseguró a los medios de comunicación que, “como gobierno, continuamos con el trabajo en los otros decretos establecidos por la Ley REP y una profunda agenda que busca transformarnos en un Chile circular sin basura, que nos permita transitar desde la economía lineal, creadora de basura, a una circular en la que los materiales se aprovechan, impulsando el desarrollo sustentable, inclusivo y resiliente al clima”.

Innovación: línea de trabajo de RESUR

RESUR tiene más de 15 años de experiencia en el manejo de residuos, pero es con esta firma que ha entrado al mercado de manera focalizada en el reciclaje de neumáticos, y es en esta nueva etapa de la Ley REP que ha logrado posicionarse en un nicho cada vez más atractivo. En su planta localizada en Camino Lonquén, en Maipú, reciben en cualquier condición (enteros o trozados) todo tipo de neumáticos: autos, camionetas, buses, camiones y también de la minería.

“Nuestros clientes, en su mayoría también son gestores, transportistas autorizados, que recopilan de distintas fuentes -como vulcanizaciones y recauchajes- varios tipos de neumáticos, y una vez que tienen una carga completa, nos vienen a entregar el material. En realidad, son terceros que se hacen cargo. Tenemos un solo cliente que es productor”, explica Magali Pavez, Gerente Comercial de RESUR.

Hoy, lo primero es asegurar la trazabilidad del neumático y disponer sus residuos en destinos finales sustentables.

De hecho, la compañía firmó el “Acuerdo de producción limpia”, por lo que han recibido neumáticos de empresas que también adscriben al convenio.

La planta de triturado cuenta con resolución desde 2019, lo que permite recibir 20 toneladas diarias de neumáticos en desuso, que ingresan al proceso de trituración “y desde ahí vamos sacando un producto con valor agregado, insumos que se utilizan en canchas sintéticas y asfaltos, entre otros. Ya estamos recibiendo llamados de potenciales clientes, pues la ley les impone acreditar que entregan el material a empresas con resolución para neumáticos, no en rellenos sanitarios. Deben ser más sustentables e ir de la mano con la economía circular”, agrega Magali Pavez.

Betsabeth Lefiman es Coordinadora del Sistema de Gestión Integrado de RESUR y está a cargo de dos temas muy importantes en esta área. Uno es la implementación de un sistema de gestión integrado en RESUR, ISO 9001 e ISO 14001, lo que significa que para julio la planta contará con certificación integrada en calidad de procesos y de medio ambiente.

“Estamos finalizando un proyecto Corfo, para optimizar la separación de caucho de los cordones de acero y así valorizar ese residuo que se genera en el proceso. Es un proyecto innovador de mínima escala en laboratorio cuyo principalmente objetivo se basa en que RESUR, al ser una empresa sustentable, debe tener sus procesos en esa vía, y lo que estamos implementando es una política de cero basuras. O sea, minimizar y valorizar la mayor cantidad de residuos que se puedan generar para evitar mandarlos a rellenos sanitarios”, sostuvo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.