Parlamento Europeo vota una resolución errada y facciosa en contra de Marruecos

Por Juvenal Urizar Alfaro, abogado y profesor de Derecho Internacional

Finalmente, España supo encontrar el apoyo a su crisis con Marruecos, después de sacar a Ibrahim Ghali hacia Argelia.

El apoyo del Parlamento europeo al país ibérico no estuvo a la altura de las esperanzas e intereses geoestratégicos de Europa, ni tampoco hizo de conciliador entre el miembro español y un vecino importante Marruecos, en la orilla sur del estrecho de Gibraltar.

Este comportamiento faccioso de Europa no hará más que ensombrecer el futuro de las relaciones entre Rabat y Madrid, al menos en el futuro previsible.

La resolución inamistosa votada por el PE, cuya redacción fue dejada al buen querer de los diputados españoles, que dejaron aparecer sus odios y perjuicios anti-marroquíes de los tiempos de la reconquista y la inquisición, invento español por excelencia.

Aunque dicha Resolución no tiene de hecho ninguna implicancia, sin embargo muestra falta de confianza, tacto y respeto de parte del legislativo europeo hacia sus vecinos periféricos.

También el comportamiento del gobierno de Madrid que ha hecho uso y abuso de la regla del desinformador sordo, que repite solo lo que le gustaría escuchar, obviando adrede la causa del litigio esencial. Se contentó con maniobrar y evadir, sobre todo después de escudarse detrás de la tarjeta europea, en un esfuerzo por transformar la crisis bilateral entre Madrid y Rabat en un trio Madrid-Rabat-Bruselas/Estrasburgo.

Non obstante, si el PE, salió en defensa de España, el Parlamento Pan-africano -a su vez- salió a recordarle al Parlamento Europeo el estricto respeto de los compromisos tomados durante La cumbre de jefes de estado y de gobierno de la Unión Africana y la Unión Europea en la reunió de Abijan en noviembre del 2017.

Esta, entre otras cosas, sentenciaba:

“Que cualquier problema que enfrente a dos estados se resolverá de manera bilateral entre ellos y los dos Parlamentos no pueden intervenir, excepto sil os parlamentos ya han discutido de antemano de este mismo problema”.

El Parlamento Europeo no debe involucrarse en la crisis entre el Reino de Marruecos y España, ya que es un asunto bilateral que se puede resolver por vía diplomática o mediante negociación directa dijo, este jueves 10 de junio, el presidente saliente del Parlamento Pan-africano (PAP), Roger NkodoDang.

“El Parlamento Pan-africano pide a su homólogo europeo que se abstenga de adoptar cualquier posición que pueda exacerbar las tensiones y pide a las dos partes que resuelvan la crisis en un marco puramente bilateral”, afirmo NkodoDang en un comunicado.

También acogió con satisfacción la decisión del rey Mohammed VI de ordenar el retorno de todos los menores marroquíes no acompañados que entraron ilegalmente en la Unión Europea. “Los hechos demuestran que el Reino de Marruecos está desempeñando su papel en la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y la trata de seres humanos, de conformidad con los principios y requisitos de la asociación que lo une con la Unión Europea y su entorno regional”, señaló.

El presidente saliente del PAP añadió, además, que Marruecos también juega un papel importante en la gestión del expediente migratorio en África, “que ha sido felicitado en numerosas ocasiones por Jefes de Estado y de Gobierno africanos, habiendo nombrado al Rey Mohammed VI Campeón de las Migraciones en África”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.