Acusación penal contra excardenal estadounidense por abuso sexual

El excardenal estadounidense Theodore McCarrick fue acusado de abusar sexualmente de un adolescente y se convirtió en el miembro de la Iglesia católica de mayor jerarquía de su país en enfrentar cargos penales de este tipo, se informó hoy.

McCarrick, de 91 años y exarzobispo de Washington DC, enfrenta tres cargos de agresión indecente y abuso contra un adolescente de 14 años, según un documento presentado ante un tribunal de Massachusetts, reportó la agencia AFP.

Los fiscales alegan que McCarrick manoseó a la víctima cuando tenía 16 años, en 1974, mientras caminaban por el campus de Wellesley College en Massachusetts durante la recepción de la boda de su hermano.

La víctima dice que McCarrick lo llevó a una habitación y le tocó los genitales mientras «rezaba», según la denuncia penal.

El excardenal fue demandado civilmente por los acusadores.

McCarrick fue la figura de mayor rango en ser expulsada -en 2019- en la historia moderna de la Iglesia católica.

El Vaticano lo había declarado culpable de abusar sexualmente de al menos un adolescente en la década de 1970 y de conducta sexual inapropiada con seminaristas varones adultos.

El Vaticano ya defendió, en noviembre de 2020, la «respuesta inmediata» del papa Francisco en el «caso McCarrick», a quien el pontífice impuso -en el 2019- la máxima sanción canónica por un caso de abuso sexual, y aclaró que hasta 2017 no hubo acusaciones fundadas contra el ex arzobispo de Washington.

En un extenso informe elaborado por la secretaría de Estado sobre la vida sacerdotal del ex cardenal Theodore McCarrick, la Santa Sede respaldó -en ese entonces- la «respuesta inmediata» que dio Francisco apenas recibió evidencias de abusos y dijo que fue san Juan Pablo II quien se «convenció» de la inocencia del excardenal pese a las primeras críticas.

McCarrick, quien desempeñó un papel clave en la recaudación de fondos para la Santa Sede entre estadounidenses acaudalados, fue despojado de su título de cardenal en 2018, antes de perder el estatus de sacerdote al año siguiente.

Un informe del Vaticano de 450 páginas publicado en 2020 concluyó que McCarrick pudo ascender en las filas de la Iglesia a pesar de años de acusaciones de conducta sexual inapropiada.

La Santa Sede admitió, en noviembre pasado, que el difunto papa Juan Pablo II ignoró el consejo en contra de promover a McCarrick por los rumores de agresión sexual que luego se confirmaron.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: