Detuvieron al cónsul de Estonia en San Petersburgo por supuesta entrega de material clasificado

Las fuerzas de seguridad de Rusia detuvieron hoy a un diplomático del consulado general de Estonia en San Petersburgo, al que las autoridades rusas habrían arrestado en el momento en que supuestamente recibía material clasificado.

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) informó de esta operación en un comunicado en el que asegura haber descubierto “in fraganti” a Mart Lätte, identificado por la representación estonia en su página web como una de las seis personas con rango de “cónsul”.

Según el FSB, “recibía material clasificado de un ciudadano ruso”, informó la agencia de noticias Sputnik, en un contexto de aumento de los casos de espionaje entre Rusia y Occidente.

“El FSB detuvo en delito flagrante al diplomático estonio y cónsul general en San Petersburgo Mart Lätte, cuando recibía documentos clasificados por parte de un ciudadano ruso”, indicaron los servicios de seguridad, citados por la agencia de noticias.

El comunicado del FSB añade que contra el diplomático se tomarán medidas de acuerdo con las normas del derecho internacional.

Las nota subraya que la actividad de Lätte “es incompatible con el estatus de empelado diplomático” que teóricamente lo blindaría frente a potenciales procesamientos y “es obviamente hostil con respecto a la Federación de Rusia”, subraya el comunicada.

La primera ministra estonia, Kaja Kallas, se refirió precisamente a las relaciones con Rusia durante una conferencia de prensa junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de visita en Tallín.

Kallas, que no hizo mención al caso del cónsul que acababa de salir a la luz, abogó por una relación con “condiciones” entre la Unión Europea y Moscú.

Los asuntos de espionaje aumentaron en los últimos años entre Rusia y los países occidentales en paralelo al recrudecimiento de la tensión desde la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea por Moscú en 2014.

En abril, el FSB detuvo al cónsul de Ucrania en San Petersburgo, Alexandre Sossoniuk, por intentar obtener informaciones secretas y se le instó a abandonar el territorio ruso.

Varios países europeos acusaron por su parte a Rusia de actos de espionaje, generando una expulsión recíproca de diplomáticos.

Estonia, al igual que sus vecinos bálticos de Letonia y Lituania, son antiguas exrepúblicas soviéticas que actualmente forman parte de la Unión Europea (UE) y de la OTAN.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.