Falleció Donner, director de Superman, Arma Mortal y Los Gonnies

El estadounidense Richard Donner, director de exitosos filmes como el primer "Superman” con Christopher Reeve como protagonista, "Los Goonies" y la saga "Arma Mortal", falleció hoy a los 91 años.

La información fue confirmada por su productora a la revista especializada Variety, aunque la causa no fue revelada.

Entre sus títulos más célebres como director, aparecen la primer cinta de «Superman» protagonizada por Christopher Reeve, «Los Goonies» y «Arma Mortal», la saga policial de Mel Gibson y Danny Glover, con las que recaudó miles de millones de dólares.

Años más tarde, como productor ejecutivo conquistó nuevamente el éxito con producciones como «X-Men» y su precuela «X-Men Origins: Wolverine».

Sobre su influencia como cineasta, es justo recordar las palabras de Richard Feige, presidente de Marvel, quien dijo: “Su ‘Superman’ es el arquetipo de las películas actuales de superhéroes. Seguiremos tratando de alcanzar el listón que dejó entonces”.

Donner empezó como director en la TV estadounidense en los años 60 dirigiendo capítulos de “Randall el justiciero, “Kojack”, “La Dimensión Desconocida”, “Ruta 66”, “El hombre del Rifle”, “Combate”, “Perry Mason”, “El Agente de Cipol”, “La Isla de Gilligan”, “El fugitivo”.

Donner formó su olfato y su criterio en series de mucho éxito como “El superagente 86”, “Jim West”, “Ironside”, “Cannon”, “Las calles de San Francisco”, “Petrocelli”, “El FBI”, “Sam Benedict”, “Novack” y “Lucas Tanner”.

Aunque no fue su primer trabajo en la pantalla grande, su gran oportunidad llegó con “La Profecía”, un clásico del cine de terror y suspenso de 1976, protagonizada por Gregory Peck y Lee Remick y que fue exitazo de taquilla.

Dos años después, en 1978 dirigió la primera película de la trilogía de “Superman” con Christopher Reeve encarnado al hombre de acero, acompañado por Margot Kidder y Gene Hackman.

Donner fue ampliamente elogiado porque supo lidiar con el díscolo Marlon Brando que como Jor-El, padre de Superman, trabaja en los tres minutos más caros de la historia de Superman, cobrando una suma altísima para ese momento de Hollywood.

El 85 fue otro gran año ya que lanzó el film épico y de fantasía “Ladyhawke – La leyenda de Aquila- con una joven Michel Pfeiffer, Rutger Hauer y Matthew Broderick, a la que le siguió el boom del cine infantil y adolescente “Los Gonnies”.

El filme fue un exitazo de taquilla y Donner apuntaló así la carrera de Josh Brolin, Sean Astin, Martha Plimpton, Joe Pantoliano, Corey Feldman y Kerri Green.

En paralelo a eso se metió en el mundo de MTV al dirigir dos clips de Cindy Lauper sobre canciones que formaron la banda de sonido de “Los Gonnies”. Años más tarde volvería a dirigir uno “It’s probable me” con Sting y Eric Clapton.

En el 87, tomó la carrera de Mel Gison y la catapultó como una figura del cine de acción al dirigir la primer “Arma Mortal”, donde el australiano encarnaba al suicida policía Martin Riggs. Pero además reunió a Gibson con Danny Glover que formaron una de las duplas más rendidoras del cine de esos años.

Antes de la secuela, dirigió a Bill Murray en la fallida comedia “Los fantasmas contratacan” pero en el 89 volvió a meterse entre los directores que garantizaban éxitos de taquilla con “Arma Mortal 2”. Para “Arma Mortal 3” introdujo el personaje de René Russo como esposa de Gibson.

Gibson lo eligió para que lo dirigiera en la remake de “Maverick” junto a Jodie Foster y James Garner y luego en “El Complot junto a Julia Roberts, donde el australiano encarnaba a un hombre que se creía perseguido por el Estado, las máquinas y las leyes.

En el 95, Donner tomó un guión de los hermanos Wachowski y lo convirtió en el filme “Asesinos” protagonizado por Sylvester Stallone, Julianne Moore y Antonio Banderas.

En el 98 volvió a los brazos de Gibson para cerrar el ciclo Arma Mortal con la cuarta película y luego reunió a un joven Paul Walker, Gerard Buttler y Billy Connolly para “Linea de tiempo”.

Su ultimo filme es es “16 calles” del 2006, un sórdido policial protagonizado por Bruce Willis, Yassin Bey y David Morse.

Donner estudió actuación con David Alexander y Dort Clark y trabajó con regularidad en el teatro, principalmente fuera de Broadway a principios de los años 50.

Luego pasó a la televisión, hasta que en la serie “Of Human Bondage», el director y creador Martin Ritt le dijo “que nunca lo lograría como actor porque no podía seguir la dirección. Pero pensó que podía dar la talla en otro lugar y me ofreció un trabajo como su asistente».

Donner también trabajó para la compañía de animación Hanna-Barbera, dirigiendo varios episodios de “Danger Island”, parte de la serie infantil “The Banana Splits”, donde destacó su trabajo de cámara en mano.

Como productor se destacan sus trabajos en las secuelas de “la Profecía”, la saga “Liberen a Willy”, la comedia negra “Que no se entere mamá”, “Un domingo cualquiera”, “Los cuentos de la cripta», y varios de los filmes de “X Men”.

En el último tiempo producía la remake de Los “Gonnies”.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: