Haití insiste en una solución interna a crisis tras designación de enviado de EEUU

Estados Unidos designó hoy a un diplomático como enviado especial para Haití tras el magnicidio de Jovenel Moise, a lo que la nación caribeña insistió en que la "solución real" a los problemas nacionales debe ser esencialmente haitiana.

“Me complace anunciar que Daniel Foote, un miembro de carrera del Servicio Exterior Superior, se desempeñará como Enviado Especial para Haití para dirigir, junto con el Embajador de los Estados Unidos, nuestros esfuerzos para apoyar al pueblo haitiano después del asesinato de Jovenel Moise”, publicó el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

“Haití da la bienvenida a la decisión del secretario de Estado (de EEUU) de nombrar al embajador Daniel Foote como enviado especial”, escribió en su cuenta en las redes sociales el máximo representante de Puerto Príncipe en Washington, Bocchit Edmond.

Sin embargo, subrayó que la solución real a la crisis debe venir de los haitianos, aunque trabajar con los “socios internacionales” de la isla es “primordial para construir instituciones democráticas fuertes a través de elecciones libres y justas”, agregó Edmond, informó la agencia de noticias Sputnik.

Foote ejerció funciones como jefe adjunto de la representación diplomática de Estados Unidos en Haití, y tiene la misión de liderar los esfuerzos gubernamentales de la Casa Blanca para ayudar al pueblo haitiano y las instituciones de ese país, de acuerdo con un comunicado divulgado hoy por el Departamento de Estado.

El documento agrega que Foote también dialogará con los socios nacionales e internacionales, así como apoyar los esfuerzos que permitan la realización de elecciones presidenciales y legislativas “libres y justas”.

Sin embargo, tras el asesinato del presidente Jovenel Moise durante la madrugada del 7 de julio en su residencia, los actores nacionales criticaron la marcada injerencia de la comunidad internacional, en especial de Washington, en los asuntos internos del país.

El reciente espaldarazo al primer ministro Ariel Henry del Core Group, integrado por embajadores de varios países y representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), ONU y Unión Europea, fue blanco de rechazo de partidos políticos y organizaciones sociales para las cuales es necesario un diálogo interhaitiano, sin intervenciones extranjeras.

“En nombre del principio de autodeterminación de los pueblos, se debe demostrar como pueblo que es inaceptable que los amigos internacionales decidan pisotear los logros democráticos”, dijo en una reciente conferencia de prensa el líder del Sector Democrático y Popular, Marjorie Michel.

Para muchas de las plataformas haitianas, solo la constitución de un gabinete consensuado y el establecimiento de un gobierno de transición de tres años, que dé paso a elecciones creíbles, podrán sortear la grave crisis sociopolítica del país.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.