Cuatro miembros de la UE instaron a la ONU a actuar contra afluencia de migrantes desde Bielorrusia

"Instamos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) a tomar medidas concretas que faciliten la solución de esta situación y que exija a Bielorrusia cumplir con sus obligaciones internacionales"

Cuatro países del este, miembros de la Unión Europea (UE), instaron hoy a las Naciones Unidas a tomar medidas contra Bielorrusia que alienta a migrantes a cruzar ilegalmente hacia sus territorios, lo que califican como un “ataque híbrido”.

Los primeros ministros de Estonia, Letonia, Lituania y Polonia afirmaron en un comunicado conjunto que este flujo de inmigrantes fue “planificado y organizado de manera sistemática por el régimen de Alexander Lukashenko”.

Miles de migrantes, en su mayoría procedentes de Oriente Medio, atravesaron en los últimos meses la frontera entre Bielorrusia y países de la UE, lo que ésta percibe como una forma de represalia del Gobierno de Minsk frente las sanciones cada vez más severas que le impone el bloque.

“Es hora de llamar la atención de la ONU, incluso de su Consejo de seguridad, sobre el asunto del maltrato a migrantes en territorio bielorruso”, señaló el comunicado conjunto, según recogió la agencia de noticias AFP.

“Instamos al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) a tomar medidas concretas que faciliten la solución de esta situación y que exija a Bielorrusia cumplir con sus obligaciones internacionales”, añade el texto.

Los cuatro países firmantes aseguraron que otorgarán toda la protección necesaria a los refugiados que crucen la frontera, de acuerdo con el derecho internacional, pero también solicitaron “eventuales nuevas medidas restrictivas por parte de la UE para evitar toda inmigración ilegal suplementaria organizada por el Estado bielorruso”.

“La utilización de refugiados e inmigrantes como un arma arrojadiza amenaza la seguridad de la Unión Europea y constituye una grave violación a los derechos humanos”, afirmaron los cuatro primeros ministros involucrados.

Los tres países de la UE que tienen fronteras terrestres con Bielorrusia (Letonia, Lituania y Polonia) intentan bloquear o rechazar a los migrantes que tratan de atravesarlas ilegalmente.

Pero, según estos países, Minsk los vuelve a empujar hacia éstas.

Al respecto, el ministro de Defensa polaco anunció en un tuit que se construirá una “valla sólida” de 2,5 metros de altura a lo largo de los 407 kilómetros de frontera entre Polonia y Bielorrusia, con el objetivo de evitar que los migrantes penetren en su territorio.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.