Daniel Ortega es proclamado candidato a la reelección para un cuarto mandato sucesivo en Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, fueron proclamados candidatos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para buscar el cuarto mandato presidencial consecutivo del excomandante revolucionario en las elecciones del 7 de noviembre, informó hoy esa fuerza política.

“Tenemos nuestra fórmula, nuestros candidatos electos en este congreso por unanimidad”, Ortega y Murillo, anunció el militante sandinista Gustavo Porras, durante el congreso del FSLN.

La pareja presidencial fue ratificada por los 2.932 miembros presentes en el congreso sandinista, máximo órgano de consulta del FSLN, en una sesión virtual efectuada en Managua, a pocas horas de vencer el plazo para la inscripción de candidatos ante el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Ortega, de 75 años, gobernó entre 1979 y 1990, como comandante de la triunfante Revolución Sandinista, y desde 2007 está al frente del Ejecutivo, con dos reelecciones sucesivas que la oposición calificó de “fraudulentas”.

Ahora, en medio de un clima tenso por la sistemática detención de la mayoría de los líderes opositores, Ortega buscará asentarse en el poder hasta 2027, junto con Murillo, de 70 años, quien lo compaña en la vicepresidencia desde 2017.

El congreso sandinista también validó la nominación de los 92 diputados titulares y suplentes del FSLN para la Asamblea Nacional y 20 para el Parlamento Centroamericano.

Ortega y Murillo se enfrentarán en los comicios al exguerrillero de la denominada “Contra” Oscar Sobalvarro y la exreina de belleza Berenice Quezada, que fueron inscriptos hoy ante el CSE como fórmula presidencial del bloque opositor Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), de tendencia derechista.

“Estamos cumpliendo con una actividad del calendario electoral que es la inscripción de candidatos”, declaró Sobalvarro al salir de la sede del CSE en Managua, custodiada por policías en medio de la tensión por la conflictiva situación entre el Gobierno de Daniel Ortega y la oposición, de cara a unas elecciones ya objetadas por organismos internacionales por supuesta falta de transparencia.

Sobalvarro, de 68 años y conocido como “comandante Rubén”, es un exjefe de la desaparecida contrarrevolución que Estados Unidos financió contra la Revolución Sandinista en los años 80.

La fórmula Sobalvarro-Quezada fue seleccionada por esa fuerza de manera sorpresiva el pasado 28 de julio, luego de que el Ejecutivo ordenara a la policía detener a la mayoría de sus principales aspirantes presidenciales acusándolos de “menoscabar la soberanía” y otros delitos, lo que provocó fuertes quejas a nivel nacional e internacional.

Sobalvarro demandó el cese del “asedio y la represión” contra los opositores para que la campaña electoral se desarrolle de manera tranquila, consignaron medios locales y la agencia de noticias AFP.

Por su parte Quezada, una modelo de 27 años sin trayectoria política que ganó el certamen Miss Nicaragua en 2017, abogó por la liberación de los que considera “presos políticos”.

“En Nicaragua las condiciones las pone el pueblo saliendo a votar como lo hizo en las protestas contra el gobierno en 2018. Quiero que Nicaragua sea libre”, dijo Quezada, graduada en administración turística.

Entre los aspirantes presidenciales de CxL detenidos están el académico y exembajador en Estados Unidos Arturo Cruz, el economista Juan Sebastián Chamorro y el conservador Noel Vidaurre.

También se encuentra bajo arresto domiciliario Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), quien figuraba como potencial aspirante para enfrentar a Ortega en su eventual candidatura a la reelección.

La CxL y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), segunda fuerza parlamentaria, son las dos principales agrupaciones de la derecha que se enfrentarán al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Nicaragua, de 6,5 millones de habitantes, elegirá en noviembre al presidente, vicepresidente, 92 diputados nacionales y 20 diputados del Parlamento Centroamericano.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.