Nuevo presidente de Irán habla con Macron del acuerdo sobre programa nuclear iraní

El nuevo presidente iraní, Ebrahim Raisi, dijo hoy a su homólogo francés, Emmanuel Macron, que las negociaciones entre potencias mundiales para salvar el acuerdo nuclear de 2015 deben garantizar los "derechos" de su país.

“En cualquier negociación, los derechos del pueblo iraní deben mantenerse y los intereses de nuestra nación deben garantizarse”, dijo Raisi en una conversación telefónica de una hora, informó la Presidencia iraní en su página web.

La conversación de Raisi con el presidente de Francia fue la primera que mantuvo con un dirigente occidental desde que asumió sus funciones la semana pasada.

Macron, por su parte instó a Raisi a volver “rápidamente” a los acuerdos negociados en Viena hace seis años para limitar las actividades nucleares de Irán.

El presidente francés “ha pedido a Irán que reanude rápidamente las negociaciones de Viena para llevar a término y poner fin inmediatamente todas las actividades nucleares que está llevando a cabo en violación del acuerdo”, dijo la Presidencia francesa.

Macron insistió en el compromiso de su país de encontrar una solución, y manifestó su disposición para implicarse “aún más” en las negociaciones, agregó la Presidencia en un comunicado, informó la agencia de noticias francesa AFP.

El ultraconservador Raisi defendió por su parte que las negociaciones deben garantizar los derechos de Teherán.

La llamada entre Macron y Raisi permitió también a los líderes hablar de la situación en Medio Oriente, región en la que Francia quiere que se garantice la seguridad marítima y la libertad de navegación.

Durante la charla, el nuevo dirigente ultraconservador se mostró firme respecto a las intenciones de Irán de mantener su capacidad de “disuasión” en la región del golfo Pérsico y el mar de Omán.

“La República Islámica es muy seria respecto de proveer seguridad y mantener la disuasión en la región del golfo Pérsico y el mar de Omán y confrontará los elementos que priven la región de esta seguridad”, indicó según la web de presidencia.

Estas afirmaciones llegan después de que Israel, Estados Unidos y Reino Unido acusaran a Teherán del ataque a un petrolero gestionado por la empresa de un millonario israelí frente a las costas de Omán.

La acusación fue rechazada por Irán.

Pese al ataque, el Gobierno estadounidense manifestó su voluntad de continuar con las negociaciones para volver al acuerdo logrado en 2015 en Viena, y del que la gestión del expresidente Donald Trump se retiró unilateralmente en 2018.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.