Absuelven en Francia a ex dirigente de ETA Josu Ternera

Josu Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea -su verdadero nombre- está considerado como uno de los dirigentes históricos de la organización separatista

La justicia francesa absolvió hoy al antiguo líder de la organización separatista armada vasca ETA Josu Ternera, tras no encontrar “elementos” de un papel activo de 2011 a 2013 durante sus años de clandestinidad en Francia.

Josu Ternera, de 70 años, había sido condenado en 2017 en rebeldía a ocho años de prisión por su “participación” en un grupo “terrorista”, pero tras su detención en 2019 en los Alpes franceses pidió ser juzgado de nuevo.

El tribunal correccional de París consideró ahora que no se hallaron “elementos” de su participación en ETA entre 2011 y 2013, el período juzgado, ni armas, ni documentos, ni restos de ADN, etc, según el fallo citado por la agencia de noticias AFP.

“La vida en clandestinidad con un falso nombre y un falso apellido, pero no documentos falsos, no puede constituir un elemento material o un acto” para preparar atentados, subrayó la presidenta del tribunal durante la lectura de la sentencia.

El exdirigente de ETA, vestido con chaqueta negra y camisa blanca, se abrazó con aparente felicidad a su abogado al término de la lectura del veredicto.

“Estamos aliviados, satisfechos”, aseguró a los periodistas su abogado Laurent Pasquet-Marinacce, para quien el tribunal reconoce así que “tenía un papel activo y central en el proceso de paz”.

Josu Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea -su verdadero nombre- está considerado como uno de los dirigentes históricos de la organización separatista y estaba acusado de haber desempeñado un papel importante durante su vida en clandestinidad en el departamento sureño de Ariège.

Durante su juicio en junio, alegó que cortó los lazos con la banda armada en 2006 y que su vida bajo una falsa identidad en una casa rural de Ariège fue la de un “leñador”, “aislado del mundo”.

Sin embargo, reconoció haber aceptado participar en las conversaciones de paz en Oslo entre 2011 y 2013 y leer el comunicado de la disolución de la organización el 3 de mayo de 2018, pero siempre “fuera” del aparato.

Reclamado por la justicia española desde 2002, Josu Ternera vivió en clandestinidad hasta su detención en mayo de 2019 -tras más de 16 años de fuga- en el aparcamiento de un hospital donde iba a tratarse.

Volverá a ser juzgado en Francia, el 13 y 14 de septiembre, acusado de pertenencia a ETA, esta vez entre 2002 y 2005. En este caso también fue condenado en rebeldía en 2010 a siete años de prisión en apelación.

Surgida en 1959 bajo la dictadura de Francisco Franco, ETA está acusada de haber matado a 853 personas durante cuatro décadas de violencia en nombre de la independencia del País Vasco.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.