Congreso peruano exige que restos de líder de Sendero Luminoso sean incinerados

El documento lleva la firma de los portavoces de todas las bancadas, salvo la oficialista Perú Libre (izquierda).

Las bancadas del Congreso de Perú exigieron el lunes a los distintos poderes del Estado que se incineren los restos de Abimael Guzmán, líder de la organización terrorista Sendero Luminoso, fallecido el pasado sábado.

“Los congresistas portavoces de los diversos grupos parlamentarios que suscribimos el presente comunicado (…) consideramos que el cuerpo del genocida Abimael Guzmán debe ser incinerado y no generar espacios para que los rezagos senderistas y sus fachadas vigentes, como el Movadef (Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales), realicen actos de reivindicación del cabecilla terrorista responsable de miles de muertes en nuestro país”, muestra un documento difundido a través de la cuenta en Twitter del Parlamento.

El documento lleva la firma de los portavoces de todas las bancadas, salvo la oficialista Perú Libre (izquierda).

El líder terrorista, de 86 años, falleció por una neumonía el sábado 11 en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (CEREC), una prisión especial administrada por la Marina de Guerra y ubicada en el Callao (provincia colindante a Lima), donde purgaba una condena de cadena perpetua luego de su captura en 1992.

El Movadef es el brazo político senderista que fundó Guzmán en 2008 en un intento fallido por insertar a su organización en el sistema democrático del país.

Actualmente, los restos de Guzmán se encuentran en poder del Ministerio Público quien no decide aún qué hacer con ellos.

A finales de la década de 1970, Guzmán fundó Sendero Luminoso en un intento de tomar el poder por la vía de las armas y que, con asesinatos, masacres y atentados, ocasionó la muerte de más de 30.000 personas desde 1980 hasta 2000, según cifras oficiales. (Sputnik)

zzz/slc/pa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.