En un proceso de distensión con EEUU, Francia pidió a Europa impulsar defensa

Macron dijo que volverá a hablar con Biden a mediados de octubre, antes de una reunión en persona programada para fines del próximo mes en Europa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo hoy que Europa debe impulsar sus planes de defensa y hacerse “respetar”, al anunciar la apertura de conversaciones con Estados Unidos para tratar de restaurar la confianza después de una disputa relacionada con submarinos que provocó una crisis diplomática entre París y Washington.

“Los europeos deben salir de su ingenuidad”, dijo Macron en una conferencia de prensa en París al referirse por primera vez en público a un nuevo acuerdo de defensa anunciado el 15 de septiembre por Estados Unidos, Australia y Reino Unido para la región del Indo-Pacífico.

El nuevo programa en materia de defensa, con el nombre de Aukus, contempla en una primera fase el transferencia de tecnología para que Australia pueda construir ocho submarinos nucleares.

Con este acuerdo, Washington rompió una regla implícita de la no proliferación nuclear y dejó claro que su principal preocupación exterior es el ascenso de China, con quien ha perdido la batalla comercial en muchas regiones del planeta, y la posibilidad que termine con los más de 30 años de hegemonía estadounidense.

Como parte del pacto, el primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció que su país rescindía un contrato de compra de submarinos franceses de la clase Barracuda por casi 66.000 millones de dólares, firmado con la empresa Naval Group, decisión que París calificó como una “puñalada por la espalda”.

En señal de protesta, Francia llamó a consultas a sus embajadores en EEUU y Australia.

“Cuando estamos bajo presión, demostrar que también tenemos poder y capacidad para defendernos es simplemente hacernos respetar”, indicó Macron.

El mandatario francés anunció que el embajador Philippe Etienne volverá a EEUU mañana “con un mandato claro de mantener conversaciones para fijar los términos de los nuevos compromisos”, informó la cadena CNN.

Hizo hincapié en que él y el presidente de EEUU, Joe Biden, mantuvieron la semana pasada una llamada telefónica en la que se abordó la ruptura del contrato de submarinos, y acordaron abrir consultas en profundidad destinadas a crear las condiciones para garantizar la confianza entre los aliados de toda la vida.

Macron dijo que volverá a hablar con Biden a mediados de octubre, antes de una reunión en persona programada para fines del próximo mes en Europa.

Asimismo, aseguró que EEUU seguirá siendo uno de los aliados principales de Europa, pero señaló que desde hace ya más de diez años, el país norteamericano “se centra en sí mismo y tiene intereses estratégicos que se dirigen hacia China y el Pacífico”.

“Es su derecho, es su soberanía, y yo respeto la soberanía de un pueblo, pero seríamos demasiado ingenuos y cometeríamos un gran error al no querer sacar conclusiones”, agregó.

“Debemos, como europeos, participar en nuestra propia protección”, añadió. “No es una alternativa a la alianza con EEUU ni un sustituto de ella”, enfatizó, y agregó que los planes de defensa europeos deben sumarse a los de la OTAN.

Macron habló justo después de que Francia firmara un acuerdo de defensa con Grecia, incluida la compra por parte de Atenas de tres buques de guerra por valor de varios miles de millones de euros.

“La elección que hizo Australia no cambiará la estrategia de Francia en la región indo pacífica anunciada a inicios de 2018 en la India”, aseguró el mandatario junto al primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

“Tenemos socios en la región. Francia es una potencia indo pacífica, independientemente de cualquier contrato. En esta región vive más de un millón de nuestros compatriotas y están acuartelados más de 8.000 militares franceses. La elección que hizo Australia tendrá consecuencias, que se determinarán en las próximas semanas”, declaró el mandatario.

Por su parte, la Unión Europea (UE) dio a conocer a principios de este mes una nueva estrategia para impulsar los lazos económicos, políticos y de defensa en el área del Indo-Pacífico.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.