Principal acusado de atentados de París dijo que no fue nada personal

Con el barbijo bajado al nivel de su barba, habló durante unos cinco minutos para afirmar que los "terroristas, yihadistas, radicalizados" nombrados durante las vistas eran en realidad "musulmanes".

“Atacamos Francia, a la población, a civiles, pero no fue nada personal”, declaró hoy Salah Abdeslam, el único miembro con vida de los comandos yihadistas que dejaron 130 muertos el 13 de noviembre de 2015 en Francia.

Al inicio de una nueva audiencia ante el tribunal en París que lo juzga junto a otros 19 acusados, Abdeslam -quien dijo “no querer meter el dedo en la llaga”- explicó que los atentados respondían a “bombardeos franceses contra el Estado Islámico” (EI) en Siria.

El presidente del tribunal permitió este miércoles que los 14 acusados presentes realizaran una primera declaración, “breve”, sobre los hechos que se les imputan. Durante sus intervenciones, el silencio se apoderó de la sala.

Salah Abdeslam, el principal acusado, tomó la palabra en último lugar. “Buenos días a todos, ¿por dónde empezar?”, dijo el francomarroquí con una voz tranquila, que contrastó con sus arrebatos durante los primeros días de audiencias.

“Se trata del Islam auténtico”, abundó.

Para el único sobreviviente de los atacantes suicidas de aquella noche, los atentados eran una respuesta a “los bombardeos franceses sobre el Estado Islámico”.

“Sé que mis frases pueden shockear -agregó- sobre todo a las almas sensibles. Pero mi objetivo no es hundir el cuchillo en la llaga, lo mínimo que se puede decir a las víctimas es la verdad”, informó la agencia de noticias AFP.

El expresidente francés “Francois Hollande dijo que luchamos contra Francia por sus valores, pero es mentira”, indicó Abdeslam, quien apuntó a los “aviones franceses que bombardearon al Estado Islámico, a hombres, mujeres y niños”.

“Lo mínimo es decir la verdad, a menudo dicen que soy un provocador, pero no es verdad. Quiero ser sincero”, dijo.

“Cuando Francois Hollande tomó la decisión de atacar al Estado Islámico en Siria sabía que su decisión implicaba riesgos. Sabía que tomando esa decisión habría franceses que morirían”, indicó el imputado quien hoy cumplió 32 años.

En la sala, algunos de los familiares de las víctimas y sobrevivientes de los atentados rompieron a llorar, otros se apoyaban mutuamente o permanecían postrados, como intentando procesar sus palabras.

El juicio, que comenzó el miércoles de la semana pasada y durará hasta fines de mayo de 2022, no prevé el interrogatorio de los acusados hasta enero.

Después de los investigadores esta semana, llegará el turno de los sobrevivientes a partir de la próxima.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.