Rojas Vade pasa licencia, habla de error y no renuncia a la Convención

El constituyente electo en la Lista del Pueblo y que mintió asegurando que padecía cáncer, emitió un comunicado donde pide perdón y asegura que sí está enfermo, pero de otra enfermedad. Señala que se someterá a las acciones que correspondan al "reglamento provisorio".

El constituyente Rodrigo Rojas Vade, luego de entregar esta mañana una licencia por 15 días, emitió esta tarde un comunicado en el que se refiere, luego de estar desaparecido desde el viernes pasado, a la mentira de que padecía cáncer.

En el escrito de una carilla, Rojas pide disculpas “a todas las personas que se han sentido traicionadas o engañadas por mi conducta, especialmente a quienes padecen cáncer, a organizaciones de pacientes y sus familias”.

Señala que fue un “error grave informar que el diagnóstico de mi enfermedad era cáncer, puesto que no es el correcto”.

El convencional, que generó una verdadera crisis en la instancia donde participa, se disculpó además con todas las personas que sufren el cáncer y se ven obligadas a realizar “rifas, completadas, bingos y eventos para suplir la falta de Estado ante algo tan fundamental como es el Derecho a la Salud”.

Respecto a su futuro, Rojas Vade no renunciara a la Convención y dijo que asumirá “las sanciones que me correspondan, según el Reglamento Provisorio que nos rige a todes los integrantes de la Convención Constitucional y me defenderé en tribunales, porque no soy delincuente, soy alguien que se equivocó. No busqué privilegios ayer, no lo busco hoy”.

“Aclararé los hechos, entregando todos los antecedentes que acreditan mi condición de salud y que demuestran que no he cometido ningún delito: mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fueron destinados a solventar deudas adquiridas por mis problemas médicos”, señaló.

Finaliza la declaración asegurando que “tan pronto esté en condiciones de salud que me lo permitan, podré contarles lo que he padecido por años. Sobre el miedo, la vergüenza y la rabia de vivir en una sociedad en que se discrimina por razones económicas, de género y de salud”.

Estigma asociado a una enfermedad

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.