Accidente de Baldwin reflota otros casos trágicos en rodajes cinematográficos

Ante el nuevo suceso que impactó en Hollywood, la hermana del fallecido Brandon Lee, Shannon escribió en Twitter: "Nadie debería nunca morir por una pistola en un set de filmación".

Si bien los accidentes mortales en los rodajes son extremadamente infrecuentes, lo sucedido con el actor Alec Baldwin reflotó algunos casos aislados, pero resonantes a lo largo de la historia.

El primero ocurrió el 31 de marzo de 1993 en Estados Unidos, mientras se rodaba una de las escenas principales de “El cuervo”, el filme de Alexis Proyas, cuando Brandon Lee, de 28 años, hijo de la estrella de artes marciales Bruce Lee, fue asesinado accidentalmente a tiros en el set por otro actor que disparó un revólver que no había sido preparado correctamente.

Ante el nuevo suceso que impactó en Hollywood, la hermana del fallecido Brandon Lee, Shannon escribió en Twitter: “Nadie debería nunca morir por una pistola en un set de filmación”.

“Nuestros corazones están con la familia de Halyna Hutchins y Joel Souza y con todos aquellos involucrados en el incidente de Rust”, añadió la mujer en alusión a la jefa de fotografía fallecida y al director de cine que resultó herido ayer.

También en 1986, durante el rodaje de la icónica “Top Gun” (1986) el piloto acrobático Art Scholl conducía un Pitts S-2 cuando, al intentar un giro durante una de las secuencias aéreas, cayó al Océano Pacífico.

En 2017, el doble de riesgo John Bernecker murió a los 33 años mientras rodaba la octava temporada de “The Walking Dead” al caer desde casi siete metros de altura, en tanto en el set de “Deadpool 2”, la doble de riesgo Joi ‘SJ’ Harris, una de las primeras mujeres afroamericanas en competir en circuitos de moto profesionales en Estados Unidos, falleció durante una escena en la que no llevaba casco al perder el control de la moto. (Télam)

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.