Autor de tiroteo en secundario de Florida en 2018 se declara culpable de 17 asesinatos

Tenía 19 años cuando llevó a cabo la masacre, una de las peores en un centro escolar de Estados Unidos desde la ocurrida en 2012 en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown.

El exestudiante acusado de perpetrar una matanza en la escuela secundaria de Parkland, en Florida, el 14 de febrero de 2018, se declaró culpable hoy ante un tribunal que lo juzga por el asesinato de 17 personas.

Nikolas Cruz, de 23 años, presentó su declaración de culpabilidad en una audiencia a la que asistieron familiares de las víctimas, después de responder una larga lista de preguntas de la jueza, Elizabeth Scherer, que buscaban confirmar su imputabilidad.

El joven, que acudió al tribunal vestido con una camisa de cuello azul, un chaleco negro, unas gafas grandes y una mascarilla, respondió “culpable” después de que la magistrada leyó cada uno de los cargos, informó la agencia de noticias AFP.

Mientras varios padres negaban con la cabeza, Cruz se disculpó y dijo que lamentaba mucho lo hecho. “A veces no puedo vivir conmigo mismo”, dijo, antes de agregar que deseaba que dependiera de los sobrevivientes si merece vivir o no.

Varios familiares de las víctimas rompieron en llanto mientras escuchaban las palabras de Cruz, cuyos abogados anunciaron su intención de declararse culpable durante una audiencia la semana pasada.

Está acusado de 17 asesinatos y otros 17 intentos de asesinato en primer grado para los heridos en el ataque en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, una ciudad ubicada en el condado de Broward en el estado estadounidense de Florida.

Cruz había sido expulsado de esa escuela un año antes por “motivos disciplinarios”.

Tenía 19 años cuando llevó a cabo la masacre, una de las peores en un centro escolar de Estados Unidos desde la ocurrida en 2012 en la escuela primaria Sandy Hook de Newtown, en Connecticut, cuando murieron 26 personas, entre ellas 20 niños pequeños.

El tiroteo de Parkland provocó una movilización sin precedentes para limitar las ventas de armas en Estados Unidos.

Pero, más de tres años y medio después, el polarizado Congreso estadounidense aún no votó ninguna reforma significativa sobre la tenencia de armas.

Cruz pudo adquirir fácilmente un fusil semiautomático, a pesar de tener antecedentes de problemas mentales.

El joven era conocido por su obsesión con las armas y había sido señalado como una posible amenaza para sus compañeros de clase.

La declaración de culpabilidad prepara el escenario para un juicio penal en el que 12 miembros del jurado determinarán si Cruz debe ser condenado a muerte o cadena perpetua sin libertad condicional.

Dada la notoriedad del caso, la jueza Scherer planea evaluar a miles de posibles miembros del jurado.

Las audiencias están programadas para noviembre y diciembre, con el objetivo de comenzar a prestar testimonio en enero.

La matanza hizo que algunos estudiantes de la secundaria lanzaran el movimiento March for Our Lives, que impulsa restricciones de armas más estrictas a nivel nacional.(Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.