Economista jefa del Banco Mundial afirmó que “la inflación global puede ser persistente”

A la hora de explicar el fenómeno inflacionario, Carmen Reinhart dijo que "la pandemia no solo ha tenido un enorme impacto sobre la demanda agregada, como ocurrió en la crisis financiera de 2008 y 2009, sino que también tiene muchos efectos por el lado de la oferta".

La economista jefa del Banco Mundial (BM), Carmen Reinhart, consideró hoy que “puede haber persistencia” de la inflación global actual y la calificó como un fenómeno “complicado”, originado principalmente por el impacto de la pandemia sobre la demanda agregada y la oferta, además de la expansión monetaria global.

“No veo la inflación como algo transitorio: puede ser persistente o, al menos, más de lo que los bancos centrales creen en este momento. Y cuanto más persista, más se ajustarán las expectativas”, sostuvo Reinhart en una entrevista con el periódico español El País.

En ese sentido, la afamada economista advirtió que “si esto continúa, los argumentos de que (la suba de precios) se debe al efecto comparación con un 2020 excepcional son menos válidos”.

A la hora de explicar el fenómeno inflacionario, la autoridad del BM dijo que “la pandemia no solo ha tenido un enorme impacto sobre la demanda agregada, como ocurrió en la crisis financiera de 2008 y 2009, sino que también tiene muchos efectos por el lado de la oferta”.

“Ahora no tenemos un solo shock de oferta, sino muchos: lo vemos en el comercio internacional, en la escasez de algunos productos…”, prosiguió Reinhart y agregó que “de fondo está, además, la escala de la expansión monetaria global, que ya aumentó bárbaramente tras la anterior crisis y en la que ahora tenemos otro salto aún mayor”.

Consultada sobre las políticas monetarias que deberían adoptar el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Reinhart sostuvo que “en los países avanzados, en los que el estímulo fiscal ha sido muy grande y en los que la recuperación y las vacunas ya están en un ciclo mucho más avanzado, es hora de pensar”.

“Cuanta más liquidez hay, más incentivos existen también para que las corporaciones emitan deuda de baja calidad. Eso hace que el mercado tenga más elementos de burbuja. Hay que tener cuidado con los riesgos financieros que la política monetaria está alimentando”, advirtió la especialista.

Sobre los desafíos que afrontan los países emergentes -entre los que está Argentina-, Reinhart dijo que “hay dos grandes: que la Reserva Federal empiece a aumentar la tasa de interés o que se produzca una desaceleración aún mayor en China”.

Los índices de inflación vienen marcando este año valores elevados en distintos países: en Estados Unidos, la gasolina aumentó hasta el 50% anual en agosto, y la carne, el pescado y los huevos subieron 8%.

En Francia, Italia, Alemania y España el aumento de precios marcó durante septiembre valores no vistos desde hace más de una década; Brasil registró en ese mes la mayor variación desde 1994; y en Chile se verificó el mayor incremento de los precios minoristas desde junio de 2008. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.