El capitán Kirk ya viajó a las estrellas

El actor William Shatner, quien interpretó entre 1966 y 1969 al líder de la USS Enterprise, acaba de consolidar su estatus de leyenda al tripular un vuelo de la compañía Blue Origins, para convertirse a sus 90 años en la persona de más edad que viaja al espacio.

Por Tomás Lobo

Los seguidores de la saga televisiva y fílmica “Star Trek” (“Viaje a las estrellas”) acaban de conseguir un triunfo difícil de igualar por los “ultras” de “Star Wars”: a diferencia de Han Solo, Luke Skywalker y cualquier jedi, el capitán Kirk sí viajó al espacio.

El actor William Shatner, quien interpretó entre 1966 y 1969 al líder de la USS Enterprise, acaba de consolidar su estatus de leyenda al tripular un vuelo de la compañía Blue Origins, para convertirse a sus 90 años en la persona de más edad que viaja al espacio.

“Estoy tan lleno de emoción por lo que acaba de suceder. Es extraordinario, extraordinario. Espero poder mantener lo que siento ahora. No quiero perderlo. Es mucho más grande que yo y la vida”, le confesó Shatner al visionario Jeff Bezos, fundador de esta revolucionaria empresa.

Al volver a la Tierra, “The Shat” intentó poner en palabras el caudal de sensaciones que vivió en los 11 minutos que transcurrieron desde el despegue hasta el aterrizaje, pero la emoción lo traicionó una y otra vez.

“Lo que me has dado es la experiencia más profunda que puedo imaginar”, le aseguró Shatner al también creador de la compañía Amazon, y qui durante un tiempo ostentó la mayor fortuna del mundo, solo superado recién por otro emprendedor del turismo espacial, Elon Musk.

UN INSTANTE EXISTENCIAL

Célebre por sus personajes de un humor a veces corrosivo, como el que encarnó en Boston Legal, Shatner vivió una experiencia profundamente existencial al dejar atrás el “edredón azul que tenemos a nuestro alrededor” y entrar en la oscuridad del espacio infinito.

“Miras hacia abajo, está el azul allá abajo y el negro allá arriba… Está la Madre Tierra y la comodidad, y hay… ¿hay muerte? No lo sé, pero ¿es la muerte? ¿Así es la muerte?… Fue tan conmovedor; esta experiencia fue increíble”, relató el actor, para quien la realidad opacó cualquier noción previa.

Rodeado por los demás tripulantes del segundo que vuela al espacio con Blue Origin, Shatner aseguró que la vivencia le dejó sensaciones sobre enormidad y la rapidez de la vida y la muerte.

Junto a Shatner volaron Chris Boshuizen, cofundador de la empresa a cargo de las fotos de la Tierra en alta resolución que toman los satélites, Glen de Vries, cuya compañía programa softwares para monitorear ensayos clínicos, y Audrey Powers, gerente de Blue Origin y operador del vuelo.

COHETE PECULIAR

Con su forma fálica, que le ganó burlas y comparaciones con un gigantesco dildo, el cohete New Shepard cumplió con éxito su misión, pese a ciertos retrasos en el despegue que pusieron algo nervioso a Shatner, pero también a miles de personas involucradas.

La nave, totalmente automatizada y reutilizable, despega verticalmente y está compuesto por un lanzador y una cápsula con diseño ultramoderno que se desprende en vuelo, y logra rebasar la llamada Línea Karman, la frontera oficial con el espacio, a una altitud de 100 kilómetros.

Durante unos instantes, los pasajeros pueden abandonar sus asientos y flotar en gravedad cero, antes de iniciar la caída de vuelta a la Tierra, frenada por tres paracaídas y un propulsor trasero, mientras el lanzador regresa aterriza automáticamente no lejos del punto de despegue.

VIEJA DISPUTA

Para muchos “nerds” -y otros que no se sienten tal- es crucial tomar partido entre las dos sagas de ciencia ficción más famosas en la historia de la cultura pop: Star Trek y Star Wars. Como si ambas fidelidades fueran excluyentes, como si eso importara mucho…

Star Trek fue transmitida inicialmente en tres temporadas para la televisión. Luego vino una versión animada, novelas, historietas, figuras de acción y varios largometrajes, que la consolidaron como una franquicia, gracias a personajes como Kirk o Spock, interpretado por el ya fallecido Leonard Nimoy.

A su vez, Star Wars triunfó con su trilogía inicial, y en los últimos 20 años surgieron precuelas y secuelas sobre la vieja historia de la lucha entre el Lado Luminoso y el Lado Oscuro de la Fuerza, entre el imperio galáctico y las fuerzas rebeldes que pugnaban por restaurar la república.

¿Cuál fue mejor? La respuesta siempre dependerá del gusto y referentes de cada cual, o de cuántas ganas se tenga de matar el tedio con una discusión bizantina, de esas que explotan cuando uno es emplazado a definirse entre los Rolling Stones o los Beatles, o entre Pelé y Maradona.

El histórico viaje del capitán Kirk a las estrellas, no obstante, le aporta una sazón especial al debate, al final del cual solo restará decir: “Larga vida y prosperidad. Y que la Fuerza os acompañe…” (Sputnik)

zzz/cm/rp

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.