Bolivia denuncia en la COP26 que los países desarrollados impulsan el “colonialismo del carbono”

El presidente de Bolivia, Luis Arce, denunció hoy que los países desarrollados tratan de aprovechar la crisis climática global para imponer un "nuevo colonialismo del carbono" ligado al "capitalismo verde".

“Estamos conscientes de que los países desarrollados están promoviendo un nuevo proceso de recolonización mundial que podemos denominar un nuevo colonialismo del carbono”, sostuvo Arce en su intervención en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26 que se desarrolla en Glasgow, Reino Unido.

El mandatario de izquierda criticó duramente lo que describió como falta de compromiso verdadero del mundo desarrollado para enfrentar la crisis, advirtiendo que las medidas tomadas hasta ahora están muy lejos de lo comprometido hace seis años en el Acuerdo de París.

“La solución a la crisis climática no se va a lograr con más capitalismo verde y más mercados globales de carbono; la solución pasa por cambiar el modelo de civilización y avanzar a un modelo alternativo del capitalismo, que es el horizonte civilizatorio del vivir bien, en armonía con la Madre Tierra”, expuso.

Arce hizo el planteamiento tras alertar que los países desarrollados “están tratando de imponer sus propias reglas de juego en las negociaciones climáticas para seguir alimentando el nuevo sistema capitalista verde”.

Dijo que la imposición de este modelo de negociación deja a los países en desarrollo “sin opción alguna ante una crisis climática convertida en el mayor problema de la humanidad, con riesgo de que las próximas generaciones reciban una carga muy pesada y hasta imposible de resolver”.

“El sistema mundial capitalista basado en un consumismo sin límites y explotación irracional de la naturaleza y el espacio atmosférico no puede solucionar la crisis climática, a no ser que exista un fuerte cambio de timón en su sistema económico y social”, agregó, informó la agencia de noticias estatal boliviana ABI.

Indicó que si los países desarrollados quieren liderar de verdad la lucha contra el cambio climático “tienen que promover una distribución del espacio atmosférico basada en la equidad, con responsabilidades comunes pero diferenciadas, y en sus responsabilidades históricas”.

Por último, refirió que Bolivia, “uno de los países menos contaminantes a nivel global”, impulsaba sus propias políticas internas “en defensa de la Madre Tierra”. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.