Película del iraní Panah Panahi fue la gran ganadora del festival de cine de Mar del Plata

Primera película del hijo del prestigioso cineasta Jafar Panahi (censurado en su país), "Hit the Road" es una original comedia agridulce que se sirve del humor para contar la historia de una familia y la despedida a su hijo mayor, quien escapa de Irán de manera ilegal.

Por Hugo Sánchez y Agustín Argento, enviados especiales

“Hit the Road”, opera prima del director iraní Panah Panahi, se alzó hoy con el Premio Astor Piazzolla al Mejor Largometraje de la Competencia Internacional de 36ta edición del Festival de Cine de Mar del Plata, convirtiéndose en la gran ganadora de la muestra, que esta noche entregó su palmarés.

Primera película del hijo del prestigioso cineasta Jafar Panahi (censurado en su país), “Hit the Road” es una original comedia agridulce que se sirve del humor para contar la historia de una familia y la despedida a su hijo mayor, quien escapa de Irán de manera ilegal.

La gala de clausura de esta 36ta. edición del Festival se desarrolló a partir de las 19 de hoy en el Teatro Auditorium marcada por la emoción del regreso a los cines -con un aforo de 80% en las salas- luego de la edición 2020 que se realizó íntegramente en formato online debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

La premiación contó con la presencia de figuras destacadas del cine argentino como la actriz Graciela Borges.

Además del filme iraní, el jurado de la Competencia Internacional presidido por la cineasta paraguaya Paz Encina, otorgó el Premio Especial a “What Do We See When We Look at the Sky?”, del georgiano Alexandre Koberdize, y como Mejor Director distinguió a Miguel Gomes y Maureen Fazendeiro por el filme portugués “Diarios de Otsoga”.

El galardón al Mejor Guion fue para Ramon Zürcher e Silvan Zürcher por la suiza “The Girl and the Spider” y “Espíritu sagrado” del español Chema García Ibarra. “Kim Min-young of the Report Card”, de las coreanas debutantes Lim Jisun y Lee Jae-eun, obtuvieron una Mención Especial.

En cuanto a la vigorosa Competencia Latinoamericana de este año, el Astor Piazzolla a la Mejor Película fue para “Jesús López”, del entrerriano Maximiliano Schonfeld; mientras que la peruana “De todas las cosas que se han de saber”, de Sofía Velázquez Núñez, obtuvo una Mención Especial; y “Síndrome de los quietos”, de Elías León Siminiani , ganó como Mejor Largometraje.

Por su parte, el Jurado de la Critica Joven eligió como Mejor Ópera Prima Latinoamericana a “Estrella Roja”, de Sofía Bordenave.

En la Competencia Argentina, “Las cercanas”, de María Alvarez, ganó el premio a la Mejor Película; y Agustina Pérez Rial recibió de manos de Graciela Borges el galardón a la Mejor Dirección (Premio José Matínez Suárez) por “Danubio”.

En el mismo apartado dedicado al cine nacional, “Noh”, de Marco Canale, Juan Fernández Gebauer e Ignacio Ragone recibió una Mención Especial; y “Engomado”, de Toia Bonino y Marcos Joubert, ganó como Mejor Cortometraje.

El premio a la Mejor Película de Estados Alterados -sección centrada en filmes que apuestan al riesgo y la experimentación- fue para la india “A Night of Knowing Nothing”, de Payal Kapadia, en tanto la estadounidense “Nuclear Family”, de Travis Wilkerson y Erin Wilkerson, se llevó una Mención Especial.

Por último, en la competencia En Tránsito -de ayuda a producciones latinoamericanas en progreso-, el Astor Piazzolla al Mejor Proyecto fue para la argentina “Monólogo colectivo”, de Jessica Sarah Rinland.

Concluyó así una laboriosa edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, un certamen que tuvo varias versiones de acuerdo al contexto que determinaba la pandemia del Covid-19, y que finalmente se decidió por un formato mixto, con presencia en las salas y miles de personas que pudieron acceder al festival de manera online desde todo el país a través de la plataforma del Incaa, Cine.ar.

Se trató de un festival austero que sin embargo presentó 223 títulos -entre cortos y largos- en sus diferentes secciones, 300 funciones presenciales en nueve cines, que en buena parte llenaron el aforo permitido por las condiciones sanitarias.

El 2021 será recordado como el año en que el festival se hizo contra viento y marea, con una programación más reducida con respecto a otros años pero sustanciosa en su contenido, con producciones que merecían y festejaron haber podido participar de un Festival Clase A como el de Mar del Plata (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.