Johannes Kayser renunció al Partido Republicano

El diputado electo hace más de 72 horas y que se convirtió en viral ayer por sus dichos misóginos y homofóbicos, dijo que no quería dañar el "porvenir" de su colectividad.

El diputado electo del Partido Republicano, Johannes Kaiser, renunció “de manera indeclinable” a su militancia en el Partido Republicano. señaló esta tarde en un comunicado.

“Después de un proceso de reflexión y de comprender que mis dichos pueden dañar nuestro porvenir”, señaló Kayser, tomó la decisión de irse y “de forma absolutamente voluntaria y sin presión alguna”.

El ultraderechista hizo un llamado a sus adherentes “y a los más de 26 mil votantes que me dieron su apoyo a seguir dando todo su respaldo a José Antonio Kast”, reafirmando que el abanderado “es inocente de todos los dichos que alguna vez formulé”.

Asimismo señaló que seguirá “trabajando por buscar el bien de cada uno de mis compatriotas por todo el cariño, respeto y reconocimiento que se merecen”.

Kaiser consiguió uno de los siete escaños del distrito 10 en la elección parlamentaria del 21 de noviembre, quedando en tercer lugar con 26.610 votos. Nunca ha ejercido un cargo público ni nada por el estilo, pero se forjó una popularidad como youtuber publicando videos en los que conversa de política con figuras ligadas al conservadurismo.

Si bien su figura siempre fue polémica a raíz de la dureza de su relato, tras las elecciones los usuarios de redes sociales comenzaron a subir extractos de algunos de sus dichos, acusándolo de practicar un discurso de odio contra las mujeres y las minorías.

“Las mujeres están dejando de ir al parque a trotar porque tienen miedo de inmigrantes que las puedan violar, pero siguen votando por los mismos partidos que están trayendo a esa gente, y tú realmente te preguntas si el derecho a voto fue una buena idea”, fue el primer registro que se viralizó esta semana, proveniente de su canal de YouTube “El Nacional Libertario”.

En otro video dijo que estaban “bien fusilados la gente de Pisagua”, haciendo referencia a un centro de prisioneros que funcionó en el norte del país durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), donde se ejecutó decenas de opositores al régimen.

Luego, muchos se arremangaron las camisas y revisaron exhaustivamente el Twitter del próximo diputado de la República. “Un 62 por ciento de las mujeres tiene la fantasía de ser violada y al mismo tiempo salen a la calle a protestar”, reza uno.

Otro de Kaiser: “Esas feministas que aparecen ahora, diciendo haber sido violadas y que no denunciaron a tiempo a sus agresores son cómplices de las violaciones que estos pudieron perpetrar gracias a su silencio”. Constantemente denuesta a las feministas, llamándolas “orates”.

“La única razón por la que las feministas querían derecho a voto es porque, como no tenían marido, no podían obligarlos a votar como ellas querían”. O: “Me preguntan por qué no tengo pareja y la respuesta es obvia, ya casi no existen mujeres que quieran quedarse en casa para servir y dar placer al marido. Para mantener a una huevona empoderada prefiero volverme maricón”.

Estos son solo algunos mensajes de una larga lista, que también incluye homofobia y racismo contra migrantes.

El martes, Kaiser cerró su cuenta de Twitter y no la ha vuelto a abrir.

DE FAMILIA MIGRANTE

A pesar de la xenofobia que manifiesta Kaiser, él mismo proviene de una familia migrante que llegó al sur de Chile desde Alemania. Tiene 45 años y su mayores logros los ha conseguido en las redes sociales, principalmente en YouTube, donde cuenta con 109.000 seguidores.

Desde esta plataforma se acercó a José Antonio Kast, el candidato del Partido Republicano, que el martes ganó las elecciones presidenciales y pasó a segunda vuelta junto al abanderado del bloque de izquierda Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

Tras congeniar con sus ideas, Kaiser decidió entrar a militar en la tienda política de Kast y postular al Congreso.

“Sus ideas paleolibertarias lo sitúan en la derecha conservadora en lo social, es minarquista respecto del rol del Estado y liberal en lo económico”, se podía leer en la biografía que aparecía en su sitio web, el cual ahora tampoco está disponible.

PETICIONES DE RENUNCIA Y REACCIONES

A través de un comunicado, Kaiser pidió disculpas públicas ayer a “todos quienes se hayan sentido ofendidos por una serie de frases francamente inaceptables”. El futuro parlamentario aseguró que la gente no entendió que él usaba la ironía para escandalizar y llamar la atención.

La ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, señaló a través de su cuenta de Twitter que “es inaceptable que se ponga en duda el derecho a voto de las mujeres”. Por su parte, la diputada del Partido Socialista, Maya Fernández, sostuvo en la misma red social: “No aceptaremos violencia de género ni machismo. Demasiada inhumanidad. ¡Inaceptable!”.

“Yo como mujer lamento profundamente estos sarcasmos, estas ironías, estos ejemplos, que a alguien se le pase por la cabeza que mejor las mujeres no voten si ofenden sus intereses”, dijo la diputada Paulina Núñez, del partido Renovación Nacional (centroderecha), al canal local Chilevisión.

El diputado Daniel Núñez, del Partido Comunista (izquierda), fue más allá y tuiteó que Kaiser “está inhabilitado ética y políticamente para asumir su cargo por incitación al odio y violencia contra las mujeres”. Y emplazó a Kast a que le impida asumir y que lo reemplace.

Una de las reacciones más esperadas era la de Kast. Al ser consultado en una conferencia de prensa, le quitó el piso a su diputado y afirmó que no comparte sus declaraciones. “Él tendrá que salir a dar una explicación al respecto”, afirmó. No obstante, después matizó: “Hay que ver en qué momento salieron esos videos, y en qué contexto”.

En las elecciones presidenciales del domingo 21 de noviembre, Kast consiguió el primer lugar con un 27,9 por ciento de los votos, clasificando para competir en la elección de segunda vuelta del 19 de diciembre contra a Boric, quien logró la segunda mayoría con 25,8 por ciento.

(El Periodista/Sputnik)

1 comentario
  1. Victort dice

    Hay personajes cuyo extremismo es igual de inaceptable en la izquierda como en la derecha. Kayser se coló entre los últimos y fue elegido diputado por su ex-Partido. Aún no se apagan las luces de la elección y debe renunciar, con o sin ganas de hacerlo, porque amenaza para todos lados. Debiera ganarse la vida sin que lo lo alimente el Estado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.