Olaf Scholz: un líder sin carisma para modernizar Europa

Desde 2007, Scholz ocupó varios cargos gubernamentales, ya que primero fue ministro del Trabajo y luego fue elegido alcalde de Hamburgo. Y en 2018 asumió como ministro de Finanzas y vicecanciller.

                                                                                                                                       Por Alberto Galeano

La coalición de tres partidos que acordó gobernar Alemania bajo el liderazgo del socialdemócrata Olaf Scholz promueve una serie de modificaciones ecológicas que repercutirán en el resto de la Unión Europea (UE), tras 16 años de gobiernos de la canciller democristiana Angela Merkel.

El miércoles, tras dos meses de intensas negociaciones, los liberales del Partido Democrático Libre (FDP), de Christian Lindner, y Los Verdes de la copresidenta Annalena Baerbock, establecieron formar un Gobierno con el actual ministro de Finanzas y vicecanciller, de 63 años.

Scholz, del Partido Socialdemócrata (SPD), vencedor de las elecciones del 26 de septiembre al frente de una alianza conocida como la coalición de los “semáforos” por sus colores rojo, amarillo y verde, pondrá en marcha una transición hacia una economía con energía renovable.

El convenio envía también un claro mensaje a Europa en momentos en que la ultraderecha antieuropeísta trata de generar descontento por la crisis del coronavirus y el futuro de los 27 países de la UE.

“En general, el estilo de liderazgo de Scholz es más reminiscente de Merkel que de su predecesor Gerhard Schröder (1998-2005)”, sostiene en un artículo el semanario Der Spiegel, el más importante de Alemania y de Europa.

Para esta revista germana, “el secreto y la unidad externamente mostrados por los tres partidos mientras negociaban su alianza de Gobierno fue también nuevo”.

“Normalmente en Alemania, la murmuración, la indiscreción y las anécdotas sobre las debilidades desplegadas por los otras agrupaciones, son tradicionalmente parte de las negociaciones de la coalición”, opina Spiegel.

Se espera que el pacto sea refrendado por las bases de los tres referentes políticos, con el fin de superar la votación parlamentaria, prevista para el 6 y 9 de diciembre.

De todos modos, se vaticina que Scholz tendrá mayoría de 420 bancas en el Parlamento alemán, frente a 320 de la oposición.

Si bien la protección del clima está al tope de la agenda del futuro Gobierno, la prioridad de la alianza será luchar contra la pandemia del coronavirus, que en la actualidad atraviesa su ola más violenta, superando la cifra de 100.000 muertos desde que empezó la crisis en diciembre de 2019.

El Instituto Robert Koch (RKI) informó hoy que la Covid-19 volvió a marcar una tasa de incidencia récord con 444 casos por cada 100.000 habitantes.

“La alta prioridad otorgada a la transición energética está en línea con el ambicioso proyecto de restauración verde que está llevando a cabo la UE, que busca utilizar la recuperación post pandemia como ventana de una transformación hacia economías más sostenibles en lo ambiental, económico y social, por medio del programa Next Generation, (próxima generación)”, explicó a Télam la analista Carolina Zaccato.

La académica, docente de la Universidad de San Andrés (UdeSA), dijo que en el plano externo “la coalición buscará llevar adelante una política exterior europea activa, con fuerte énfasis en una diplomacia basada en valores y derechos humanos”.

“Ello probablemente lleve a acentuar rispideces dentro la UE con países miembros como Hungría, Rumania y Polonia”, afirmó.

Para Zaccato, otro desafío que enfrentará Scholz será “cómo lidiar con la actual crisis migratoria, particularmente coordinando políticas con aquellos países miembros más cercanos geográficamente a Bielorrusia y a Medio Oriente”.

Los tres partidos alemanes han pactado abandonar la producción de carbón para 2030, uno de los principales contaminantes del planeta, ocho años antes de lo que estaba previsto.

En un artículo llamado “El triunfo de la parquedad”, la cadena pública alemana Deutsche Welle (DW) se pregunta: “¿Quién es este político sin carisma, pero serio y pragmático que se dispone a suceder a Angela Merkel?”.

“Olaf Scholz es un hombre que no muestra sus emociones. Siempre se controla, incluso en momentos de gran alegría. Los que lo conocen de cerca, afirman que jamás lo han oído gritar, ni siquiera cuando seguramente estaba furioso”, afirma DW.

Desde 2007, Scholz ocupó varios cargos gubernamentales, ya que primero fue ministro del Trabajo y luego fue elegido alcalde de Hamburgo. Y en 2018 asumió como ministro de Finanzas y vicecanciller.

El dirigente sostiene que Alemania puede resistir la pandemia, pues el país habrá contraído nuevas deudas por un monto de 400 mil millones de euros hasta fines de 2022, según informes de la prensa alemana.

Para la revista The Economist, la alianza liderada por Scholz tratará de “modernizar” Alemania después de 16 años de gobiernos de Merkel, buscando manejar un proyecto que en realidad es “poco manejable”.

“La noción de que tres dispares partidos puedan rápidamente limar sus diferencias en una coalición parece dudosa”, advierte esta semana el semanario británico. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.