WarnerMedia lanza Cartoonito, con contenidos dedicados a las infancias en etapa preescolar

Para planificar su programación la marca desarrolló, junto a especialistas en educación e infancias de todo el mundo, una "filosofía educacional" basada en los ejes de creatividad, curiosidad, coraje y empatía

El conglomerado WarnerMedia presentó Cartoonito, su nueva marca global y multiplataforma de contenidos dedicados exclusivamente a las infancias en etapa preescolar que llegará mañana con su propia señal de cable así como a YouTube y a la plataforma de streaming HBO Max con “una propuesta que combina generaciones y puede hacer la diferencia”.

“El mensaje clave es que los niños y niñas son valiosos, inteligentes, seres pensantes, imperfectos como son, y queremos que se expresen y que sean la mejor versión de sí mismos, no la de otros ni conformes a un modelo previo, sino que sus diferencias tienen valor y cambian el mundo para bien”, agregó Pablo Zuccarino, jefe de Contenidos infantiles para Latinoamérica de la compañía, en un diálogo que compartió con Télam y otros medios nacionales e internacionales de cara al desembarco de la subsidiaria.

Con ese objetivo, Cartoonito -que ya había tenido una prueba exitosa en el mercado estadounidense en septiembre pasado, cuando se la incluyó en la grilla de Cartoon Network, y  ofrecerá un abanico de contenidos para niños y niñas de 2 a 6 años, que en los próximos dos años prevé sumar otros 50 títulos de producción original.

“Cartoon Network tiene una tradición de haber hecho contenidos que son de múltiple lectura, por muchos años logramos conectar con audiencias infantiles pero también muchas veces con fans de otras edades, ahora con el segmento preescolar hay una oportunidad de conectar con los niños pero también con sus padres”, comentó Zuccarino sobre el catálogo de la marca, que integrará la educación y el entretenimiento.

En ese sentido, señaló que “muchas veces hay contenidos que son adorados por los niños pero sufridos por los padres, difíciles de mirar para un adulto, y la intención es alejarnos de ese cliché y tratar de que sean disfrutables y entendidos por los padres”.

Para eso, además de contar con programas nuevos como “Lucas la Araña” y “Pequeña Ellen” y otros más antiguos como “Pocoyó” o “Masha y el Oso”, Cartoonito adoptará el bagaje de WarnerMedia y adaptará personajes clásicos de la empresa como Batman, los Looney Toons y Tom y Jerry en propuestas para los más chicos, uniéndose también a creadores de cada país -como el canal de YouTube argentino “El Reino Infantil”- para elaborar contenidos propios.

“El trabajo local es una parte clave de nuestra estrategia, la diversidad es fundamental para esta marca y también eso se representa con quienes trabajamos y de dónde vienen esas voces. Es fundamental que haya voces de toda la región, todo esto abre nuevas oportunidades, tenemos más tiempo y más pantallas, y eso se va a traducir en más oportunidades para los creativos de la región”, comentó el ejecutivo.

Al ser consultado sobre el contexto en el que se produce el lanzamiento de la marca a casi dos años del estallido de la pandemia de coronavirus, que implicó medidas de aislamiento en los hogares y el subsecuente alza de consumo de pantallas, Zuccarino consideró que “hay que tener en cuenta que en todas las audiencias de niños, pero más en esta, hay que ser muy responsables”, y que “si lo mejor hoy es que vuelvan a conectar con el exterior, tendría que ser la prioridad”.

“Nosotros no estamos acá para cambiar eso, la intención va a ser tratar de estimular la idea de jugar, la conexión entre padres e hijos y la posibilidad del humor y de reírse, ser cómplices de esos padres y madres que vienen cansados de la pandemia. Es verdad que es un momento muy particular para hacerlo, pero no tenemos la presión de que esto traiga un récord de audiencia mañana”, aseveró el ejecutivo.

En tanto, para planificar su programación la marca desarrolló, junto a especialistas en educación e infancias de todo el mundo, una “filosofía educacional” basada en los ejes de creatividad, curiosidad, coraje y empatía que busca interpelar a las audiencias infantiles y a padres y madres adaptándose a los tiempos que corren.

“Los padres de otras épocas eran más ausentes, más bien figuras de autoridad y no tan cómplices, pero con el tiempo eso fue cambiando y quienes crecieron con Cartoon Network hoy son padres que saben jugar, que entienden de humor y de tecnología”, apuntó Zuccarino sobre el público al que se dirige Cartoonito.

Por eso, esta “es una generación -añadió- muy interesante para trabajar desde el punto de vista de contenidos, porque quiere algo distinto para sus hijos. La realización de la felicidad es una de las claves ahora, los padres e hijos quieren cambiar el mundo, con las herramientas que hay hoy la información y la participación se manejan de otra forma”.

La perspectiva se basa en que “muchas veces los contenidos presentan miradas aspiracionales, donde todos tienen que ser lindos, exitosos y de un cierto perfil para ser valioso”: “Estamos frente a una generación que va a recibir un mensaje distinto, donde todos tienen un rol para cumplir, donde las diferencias son algo positivo, y los contenidos empiezan a romper los parámetros de quién es el bueno y quién el malo de la película, quién es exitoso y quién no”, explicó.

“Si los niños se miran y hay personajes que se ven como ellos y se sienten como ellos, puede cambiar su percepción sobre quiénes son y aceptarse más fácilmente. Es muy lindo e importante el desafío, lo tomamos con mucha responsabilidad y creo que vamos a aportar algo distinto, a generar algo que no está en la mesa hoy”, concluyó Zuccarino. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.