Grupo de Puebla concluye su cumbre con la presentación de modelo de desarrollo solidario

Durante dos intensas jornadas, los "poblanos" -como se autodenominan los miembros de este foro- abordaron en sesiones de trabajo los diferentes ejes de esta proposición, entre los que destacan la coyuntura latinoamericana, el rol de las nuevas tecnologías y los medios, así como los desafíos económicos, ecológicos y de género.

El séptimo encuentro del Grupo de Puebla en la Ciudad de México entró hoy en su última jornada con un balance sobre el lawfare en América Latina y la definición de la propuesta de un modelo de desarrollo solidario para la región.

“La pandemia nos demostró que no podíamos volver a lo que teníamos antes, a un Estado debilitado, ese modelo fracasó”, dijo a la agencia Télam el expresidente colombiano y coordinador del foro Ernesto Samper.

“Nos reunimos aquí para formular las bases de un nuevo modelo. No queremos seguir atacando el viejo modelo neoliberal que ha demostrado su total fracaso en generar crecimiento e igualdad”, agregó.

Los últimos detalles de esta propuesta estaban siendo definidos en esta mañana de sol otoñal en la capital mexicana, en una última sesión de lectura previa a la conferencia de prensa final.

Durante dos intensas jornadas, los “poblanos” -como se autodenominan los miembros de este foro- abordaron en sesiones de trabajo los diferentes ejes de esta proposición, entre los que destacan la coyuntura latinoamericana, el rol de las nuevas tecnologías y los medios, así como los desafíos económicos, ecológicos y de género.

Otro de los temas centrales que fue tratado en este último día de reunión fue la presentación de un informe sobre el lawfare -el uso de la justicia como arma política- en la región, en la que se citaron los casos del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el del ecuatoriano Rafael Correa, además del de países como Bolivia.

“Estamos llegando ya a unos extremos rayando el fascismo de la época de las dictaduras militares”, lamentó Samper, quien señaló que este foro se presenta como una alternativa y “antídoto” para al “desembarco fascista” que, a su juicio, amenaza a la región.

El Grupo de Puebla, fundado en la ciudad homónima mexicana en julio de 2019, cuenta entre sus filas con los presidentes de la Argentina y de Bolivia, y también con 12 exjefes de Estado, como el boliviano Evo Morales, el uruguayo José Mujica, el hondureño Manuel Zelaya, el panameño Martín Torrijos, el paraguayo Fernando Lugo y el dominicano Leonel Fernández.

Durante estos años, el foro ha pretendido ser un actor propositivo y proactivo en la defensa de los Derechos Humanos, al reunir voluntades de grandes líderes para pensar y actuar en concordancia con la nueva comunidad internacional y los nuevos desafíos que urgen en materias como el cambio climático, la desigualdad, la hambruna, y la crisis económica, social y política.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.