8 consejos para tener en cuenta si se sufre una filtración de datos

Recibir una notificación de que se ha sufrido una brecha de datos no significa el fin del mundo si se actúa con precaución. ESET, compañía de seguridad informática, aclara qué se debe hacer en las horas y días posteriores.

Las brechas o violaciones de datos ocurren cuando un tercero no autorizado accede a la información privada de una organización. A menudo, implica el robo de datos personales de clientes y/o empleados. No obstante, recibir una notificación de que los datos personales pueden haber sido afectados en una brecha no significa que se esté condenado. Lo que se haga en las horas y días posteriores a la notificación puede tener un gran impacto en las posibilidades de que una brecha de datos derive en el robo de identidad o no. 

ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte algunos aspectos clave que se deberían considerar hacer después de recibir una notificación sobre una violación de datos:

1. Mantener la calma y leer la notificación atentamente: Respirar profundamente y concentrarse en entender qué sucedió. Leer los detalles del incidente hasta que se comprenda qué fue robado y qué implica esto. También vale la pena guardar el correo con la notificación en caso de que se necesite demostrar en un futuro que la filtración no fue responsabilidad del usuario.

2. Asegurarse de que la notificación sea realmente legítima: Correos electrónicos y mensajes falsos son cada vez más difíciles de diferenciar de los reales. Por eso, lo primero que se debe hacer ante un mensaje de este tipo es contactarse directamente con la organización o servicio que sufrió la brecha, ya sea utilizando su sitio web oficial o sus cuentas de redes sociales oficiales. Los agentes podrán explicar si se ha visto afectado y qué debería suceder a continuación. Si se trata de una estafa, es importante reportarlo y/o  eliminar el mensaje.                                   

3. Tener la guardia alta ante posibles fraudes: Es probable que los actores maliciosos responsables de la brecha lo primero que intenten hacer con los datos personales sea venderlos en foros clandestinos dentro de la dark web. Por esa razón, se debe estar atento a cualquier correo o mensaje de apariencia legítima que llegue luego de una violación de datos. Puede camuflarse incluso para parecer que fue enviado por la propia empresa que sufrió el incidente de seguridad u otra fuente. Los signos reveladores de los correos de phishing son: errores gramaticales y ortográficos, direcciones de correo electrónico de un remitente distinto al de la empresa y la creación de un sentido de urgencia.

4. Cambiar la(s) contraseña(s): Incluso si los inicios de sesión no se han visto comprometidos en la brecha, actualizar las contraseñas puede ser una buena idea para ganar tranquilidad. Y también cambiar las contraseñas de cualquier otra cuenta en la que utilice la misma clave para el inicio de sesión. Esto se debe a que los criminales tienen acceso a software que les permite de manera automatizada probar un gran número de credenciales de inicios de sesión robadas en múltiples sitios en la web hasta tener suerte. Teniendo en cuenta esto ESET recomienda activar la autenticación en dos pasos en todas las cuentas en línea y utilizar un administrador de contraseñas para almacenar y recordar contraseñas únicas y seguras para cada sitio.                                                             

5. Revisar las cuentas bancarias y otras cuentas en línea: Si la notificación advierte que los datos de inicios de sesión han sido robados, y se utiliza los mismos para otras cuentas, cambiarlos de inmediato. También vale la pena revisar las cuentas bancarias por cualquier actividad sospechosa.                                                                                                                                                                                                                 

6. Cancelar o congelar las tarjetas: Si se ha sido notificado de una brecha grave que involucra información financiera, es evidente que se debe informar al banco de inmediato, cancelar o congelar las tarjetas y cambiar cualquier contraseña. Una buena manera de evitar cualquier riesgo es pedir a las empresas de calificación crediticia que congelen la seguridad de los archivos de crédito. Eso significa que ningún prestador puede ver los informes y, por lo tanto, no se puede abrir ninguna cuenta nueva a su nombre.                                               

7. Buscar proactivamente los detalles robados: Si la información proporcionada por la organización que sufrió la brecha es demasiado vaga, es posible investigar un poco, ya sea para ver si la información personal ha sido expuesta. Sitios como Have I Been Pwned ofrecen este tipo de servicios de forma gratuita.

8. Buscar compensación: Si la violación de información causó angustia emocional o financiera, tal vez se busque algún tipo de compensación. Contactar con la organización responsable y describir la situación. También puede valer la pena contactar con el regulador de privacidad nacional para ver qué derechos se tiene y/o un experto legal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: