Este auto eléctrico permitirá prescindir de vuelos cortos

Algunos países, entre ellos Austria, Francia y los Países Bajos, ya han prohibido o restringido los vuelos de corta distancia.

Un nuevo y espacioso auto eléctrico pretende revolucionar los desplazamientos interurbanos, atrayendo a aquellos viajeros que quieren evitar los poco sostenibles vuelos de corta distancia y los aeropuertos abarrotados.

La futurista silueta del Budget Airline Car equipa en su interior tres filas de asientos individuales de gran tamaño con compartimentos adyacentes para el equipaje de mano, y está diseñado para recorrer largas distancias a velocidades uniformes y no para ofrecer potencias máximas.

Gracias a un eficiente motor eléctrico, el prototipo produce solo un dos por ciento de emisiones por pasajero en comparación con los vuelos cortos.

Con cinco metros de longitud, el Budget Airline Car es tan largo como el Tesla Model X, el Nio ES8 o el Volvo XC90, pero su anchura de 1,8 metros y su altura de 1,5 metros lo hacen notablemente más aerodinámico y, por lo tanto, más eficiente energéticamente.

Los pasajeros compartirían la conducción y tendrían acceso a Internet a través de plataformas de servicios compartidos. Una batería de sistemas avanzados de asistencia al conductor promete altos estándares de seguridad; la conducción autónoma podría integrarse en una fase posterior.

Concebido por la agencia británica Car Design Research (CDR) durante los cierres obligados del año pasado, el concepto no está destinado a la producción, pero muestra nuevas ideas y tecnología.

Los diseñadores asociados Yichen Shu, en China, y Aditya Jangid, en la India, apostaron por elementos de diseño exterior sutilmente diferentes que muestran cómo el auto podría comercializarse como una alternativa a volar con las marcas de aerolíneas económicas actuales.

Los responsables de CDR opinan que el diseño podría hacer realidad una forma totalmente nueva de viajar cómodamente de una ciudad a otra en un «espacio blanco», conceptualmente distinto de otros autos.

«Los autos actuales evolucionan en su diseño mucho más lentamente que los cambios en la vida y la sensibilidad de las personas que los utilizan», aseveran representantes de CDR. «Sin embargo, una vez adoptados, estos cambios podrían liberar el potencial de tipos de coches verdaderamente nuevos diseñados para la vida a mediados del siglo XXI».

Algunos países, entre ellos Austria, Francia y los Países Bajos, ya han prohibido o restringido los vuelos de corta distancia. Greenpeace ha afirmado que, si Europa pudiera sustituir casi todos los 250 principales vuelos de corta distancia por el ferrocarril u otras formas de traslado con cero emisiones, se ahorrarían unos 23,4 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año. Esta cifra corresponde a las emisiones anuales de CO2 de países como Croacia o Cuba.

dpa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: