Manicuras y peluqueros en museo Van Gogh: singular protesta en Países Bajos

Las acciones, que incluyeron cursos de ejercicio físico en el Mauritshuis de La Haya, edificio que alberga el famoso cuadro "Joven con perla" de Vermeer, se dieron en el marco de las manifestaciones de desobediencia civil en bares y restaurantes de los Países Bajos.

Cerca de 70 teatros, museos y salas de conciertos de los Países Bajos abrieron hoy ofreciendo servicios de peluquería, estética y gimnasia en protesta contra las restricciones sanitarias que mantienen cerrado el sector cultural desde mediados de diciembre ante la propagación de la variante Ómicron.

Decenas de espacios culturales neerlandeses transformaron sus instalaciones en señal de protesta. El Museo Van Gogh, por ejemplo, convirtió una de sus salas en un salón de belleza, con cuatro estilistas que le cortaban el pelo y le pintaban las uñas a sus clientes frente a los cuadros más famosos del icónico Vincent van Gogh, al tiempo dos barberos hacían lo propio sobre el escenario del «Concertgebouw», la sala de conciertos más importante de Ámsterdam, mientras la orquesta interpretaba la Sinfonía n° 2 de Charles Iver.

Si bien las restricciones fueron levantadas la semana última para los almacenes y las profesiones de contacto -peluquerías, salones de belleza, trabajo sexual-, el sector cultural continúa cerrado.

Ante la protesta de esta jornada las autoridades enviaron advertencias por desobediencia civil a varios espacios y se trató de «mostrar que una visita al museo es segura y que los muesos deben estar abiertos», dijo a la agencias de noticias AFP la directora del museo Van Gogh, Emilie Gordenker.

Las acciones, que incluyeron cursos de ejercicio físico en el Mauritshuis de La Haya, edificio que alberga el famoso cuadro «Joven con perla» de Vermeer, se dieron en el marco de las manifestaciones de desobediencia civil en bares y restaurantes de los Países Bajos, en protesta a las estrictas medidas contra el Covid aplicadas por ese gobierno, que se encuentran entre las más estrictas de Europa. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: