Policía británica investigará las fiestas en la residencia oficial que ponen en jaque a Johnson

Ayer, salió a la luz que el líder conservador participó también de una fiesta sorpresa por su cumpleaños durante el primer confinamiento en 2020.

La Policía Metropolitana (Met) de Londres inició hoy una investigación sobre los fiestas celebradas en la residencia del Gobierno británico y otras dependencias gubernamentales durante las restricciones por la pandemia que pusieron contra las cuerdas al primer ministro Boris Johnson.

El cuerpo policial dijo que la investigación se inició como “resultado de la información proporcionada por el equipo de investigación de la Oficina del Gabinete”, dirigido por la funcionaria pública Sue Gray.

La funcionaria está investigando las denuncias de múltiples fiestas en Downing Street durante el confinamiento, en un escándalo conocido en la prensa como el “partygate” y por el que el primer ministro debió pedir disculpas al Parlamento y también a la reina Isabel II.

Ayer, salió a la luz que el líder conservador participó también de una fiesta sorpresa por su cumpleaños durante el primer confinamiento en 2020, según un informe de la cadeneta de televisión ITV News, con reglas de distanciamiento social que prohibían claramente las reuniones sociales en interiores en ese momento.

La esposa del primer ministro, Carrie Johnson, supuestamente ayudó a organizar la celebración a la que habrían asistido al menos 30 personas, incluida la diseñadora de interiores Lulu Lytle, en la tarde del 19 de junio.

En ese sentido, la comisaria Cressida Dick declaró hoy que a partir de esta información y de la propia evaluación de sus oficiales, la Met está investigando lo ocurrido como posibles infracciones a la normativa del coronavirus.

“Mis agentes han evaluado otros hechos que parecen haber tenido lugar en Downing Street y Whitehall (área donde están las oficinas de gobierno). Según la información disponible, se considera que estos otros hechos no alcanzan el umbral para una investigación penal”, aclaró en conferencia de prensa.

Dick dijo que a lo largo de la pandemia, la fuerza de seguridad trató de adoptar un enfoque “proporcionado” y sostuvo además que la investigación no significa que se emitan necesariamente sanciones en todos los casos y a todas las personas implicadas.

“No vamos a hacer un comentario continuo sobre nuestras investigaciones actuales, pero puedo asegurarles que daremos actualizaciones en puntos significativos como lo haríamos normalmente”, indicó.

En paralelo, el informe de Gray sobre las responsabilidades políticas continuará y su publicación esperada para esta semana quedará demorada hasta que finalice la investigación policial.

También el Ministerio de Justicia decidió abrir investigaciones sobre posibles infracciones durante la docena de celebraciones durante la pandemia.

El alcalde laborista de Londres, Sadiq Khan, dio la bienvenida a la investigación policial y dijo que la gente espera que “se respete la ley sin temor ni favoritismo, sin importar a quién involucre eso”.

“Nadie está por encima de la ley. No puede haber una regla para el gobierno y otra para los demás”, afirmó.

La líder adjunta del Partido Laborista, Angela Rayner, también celebró la decisión y se preguntó cómo Boris Johnson puede permanecer como primer ministro y reiteró el pedido de renuncia. (Télam)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.