Proposición de Preámbulo y definiciones fuertes para la Constitución

Por Daniel Ramírez, filósofo

Hace más de 6 años, en noviembre de 2015, publiqué en este misma revista una columna en la cual proponía un proyecto de preámbulo de la posible futura constitución de Chile.

En ese tiempo, una Asamblea Constituyente era solo teóricamente posible, pero la columna suscitó una estimulante discusión. Desde entonces tanta agua ha pasado bajo los puentes, no solo la futura constitución es una posibilidad real sino que ya está siendo redactada.

Como espero que muchos lo sepan, hay una plataforma que permite la participación ciudadana, se llama Iniciativa Popular de Norma. El problema es que se necesitan 15 mil firmas para que una proposición sea estudiada por la CC como si hubiera sido presentada por un constitucional y eso antes del 1° de febrero. Puede parecer misión imposible, pero eso no implica en absoluto no intentarlo, sobre todo para quienes hemos trabajado para la nueva constitución desde hace años.

He presentado varias proposiciones. Esta es la primera, se llama “PREAMBULO – FORMULACION DE PRINCIPIOS Y DEFINICIONES FUERTES DE LA NUEVA REPUBLICA”, y lleva el N° 51.618.

Para dar firmas o apoyos. hay que entrar en el sitio de la Convención, con su Rut y clave única, ir a Iniciativa Popular de Norma, luego buscar el tema 2, Sobre principios Constitucionales, Democracia, Nacionalidad y ciudadanía, y buscarla. O bien copiar y pegar directamente este link:

https://plataforma.chileconvencion.cl/m/iniciativa_popular/detalle?id=51618

Una vez inscritos en el sistema se puede dar apoyo a esta iniciativa y a otras.

En el sitio podrán leer la proposición completa, con sus argumentos y explicaciones del porqué me parece que se debe comenzar con un texto fuerte. Dejo aquí solamente el texto propuesto para un breve preámbulo. Por supuesto, estoy disponible para explicar cualquier punto que parezca sorprendente.

Se trata de una proposición para generar discusión y reflexión; la redacción definitiva le compete, por supuesto, a la Convención. Pero como en 2015, me parece que hay que avanzar ideas e inspiraciones.

En los próximos días espero que salgan las otras dos proposiciones que he enviado. Si esto les inspira, no duden en entregar sus apoyos, porque el plazo es muy breve.

He aquí el texto que propongo:

Nosotros, representantes del pueblo de Chile, formado por sus pueblos originarios y resultante de la larga historia de conquista, colonización, migraciones y mestizajes, constituido por los seres humanos nacidos en el territorio de Chile o de madres y/o padres chilena(o)s, reconociendo el legado de nuestros ancestros, recordando los combates por la libertad y la independencia, así como las numerosas luchas por la igualdad, la justicia social y los derechos, honorando la memoria de quienes por ello dieron sus vidas, escuchando la voz de nuestros poetas y artistas, agradecidos por el hermoso y fecundo territorio natural que nos ha correspondido habitar y conscientes del deber de preservarlo en tanto ecosistema del cual formamos parte, asumiendo la responsabilidad ante las generaciones que deberán habitarlo en el futuro, reunidos en Convención Constitucional paritaria e inclusiva, elegida democráticamente, conscientes que vivimos un período de refundación exigido por la voluntad del pueblo,
de cara al futuro, acordamos y declaramos solemnemente la presente Constitución.

Definiciones:

Chile, país soberano e independiente, se define y establece su ‘nombre oficial’ como República ecológica y social de Chile, afirma principios de armonía con la naturaleza viviente, justicia, paz, igualdad de género, pluralismo de ideas y creencias, en un clima de diálogo intercultural y plurinacional, respeto de los Derechos Humanos, protección de los seres sensibles, en pos del bien común y de la plena realización de cada integrante del pueblo. La sociedad no se construye contra la naturaleza ni para dominarla, sino con ella, así como se excluye la dominación de una parte de su población por otra.

La República pone la inteligencia y creatividad de sus habitantes al servicio de la mejor manera de compartir el territorio, sus riquezas, su belleza, conocimientos, realizaciones espirituales y bienes materiales, y afirma el deber de evitar las grandes desigualdades que han marcado su historia y toda situación de marginalidad humana y exclusión.

El Estado se define como ESTADO SOLIDARIO, EDUCADOR Y PROTECTOR, asegurando la participación fraternal, el acceso al saber y condiciones de vida digna para todas y todos.

Su régimen político se enuncia como una DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, DELIBERATIVA Y DESCENTRALIZADA; sus instituciones son la expresión del auto-gobierno de una sociedad autónoma, de ciudadanos responsables de su destino que propician una continua invención y profundización de la democracia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.